Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano,  Historia

Green Bay, Digno Ganador del Super Bowl XLV

Aaron Rodgers Aaron Rodgers #12 of the Green Bay Packers looks for a receiver against the Seattle Seahawks at Lambeau Field on December 27, 2009 in Green Bay, Wisconsin. The Packers defeated the Seahawks 48-10.

En la primera mitad estuvo casi todo a favor de Green Bay por dos factores: sus líneas ofensiva y defensiva. La primera le dio protección a Rodgers y abrió buenas opciones para un ataque terrestre escaso pero efectivo. Rodgers aprovechó el tiempo que le dieron y repartió pases a cinco diferentes receptores.

La línea defensiva hizo también un estupendo trabajo al presionar a Roethlisberger, originando una intercepción que dio siete puntos a los Packers. Luego el perímetro hizo una gran jugada en la segunda intercepción al Big Ben por conducto de Nick Collins, que le dio siete puntos más a Green Bay luego de breve ofensiva.

Pittsburgh comenzó al final del segundo cuarto a aprovechar las ausencias de tres de los cuatro miembros de la secundaria de los Packers, donde la que más se notó fue la de Charles Woodson. En una ofensiva de siete jugadas para 77 yardas, los Steelers cerraron la primera parte del juego anotando para descontar una desventaja, que llegó a ser de 18 puntos, a sólo 11. El déficit más grande que se ha remontado en un Super Bowl es de 10 puntos, aunque Steelers remontó en la temporada regular uno de 20 ante los Patriotas, aunque perdieron.

Aaron Rodgers superó en la primera mitad ampliamente a Roethlisberger en rating: 134.6 contra 58.3.

Al iniciar el tercer cuarto el destino pareció ponerse del lado de Pittsburgh, con un ataque bien balanceado que consiguió una anotación que los acercó a cuatro puntos. La clave fue explotar la falta de Woodson, que no regresó al juego para encabezar el perímetro de los Packers. Pero apenas llegó la segundo ofensiva de Pittsburgh de la segunda mitad y Green Bay retomó algo de control al llevar al rival a cometer un error al fallar un intento de gol de campo.

Un error de la ofensiva de Green Bay anuló un excelente despeje y dejó a Pittsburgh en buena posición, pero luego vendría su error al soltar un balón ante un golpe de Clay Matthews. El último cuarto iniciaba sin una inercia que marcara qué equipo podría tomar el juego en sus manos en los últimos 15 minutos.

La tercera pérdida de balón de los Steelers resultó en el tercer pase de anotación de Rodgers, para ampliar la ventaja de Green Bay a 11 puntos otra vez. Pero Roethlisberger supo recuperar al lanzar un pase de anotación en una jugada donde la defensiva rival descuidó el perímetro para cargar. La conversión de dos puntos puso a Pittsburgh de nuevo en el juego.

La defensiva de los Steelers le dio a su unidad ofensiva un regalo al permitir solo un gol de campo de Green Bay luego de que este tuvo una excelente ofensiva. A dos minutos del final, Pittsburgh estaba a solo seis puntos de los Packers, pero la defensa de estos ganó el duelo.

Green Bay consiguió de forma épica su cuarto trofeo Lombardi, ganando todos sus juegos de postemporada (cuatro) fuera de casa. El ayuno comienza, tendremos NFL hasta el próximo Agosto.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!