Uncategorized

Hora de Crecer

ap8hc6.jpgTexto enviado por José Luis Pérez 

Parece que a Richard Núñez le vuelve a llegar en el momento preciso una revancha deportiva en el futbol mexicano.

Hace dos años, el uruguayo fue cepillado por la directiva celeste, a pesar de que en las pocas participaciones con la Máquina habían sido buenas.

Rubén Omar Romano decidió que Núñez, además de no entrar en su estilo de juego, era un futbolista problemático, un poco “hablador”, por lo que fue prestado seis meses a los Tuzos del Pachuca.

Con los hidalguenses, Richard no sólo demostró de lo que es capaz, sino que calló las bocas de aquellos que lo habían señalado como un “extranjero más” en nuestro balompié. Ganó el título de liga con los de la “Bella Airosa”, metió 10 goles y puso pases para otros 8.

Tras esa buena exhibición, Cruz Azul decidió regresarlo a sus filas, para ver si con ellos también levantaba el trofeo de monarcas.

Fueron tres torneos más, donde marcó 17 goles en total y puso servicios para otros ocho. Por desgracia, otra mala relación con su técnico, en este caso Sergio Markarián, lo ha obligado a dejar de nuevo a la institución cementera, al parecer ahora sí de forma definitiva.

Así como en ese diciembre del 2005 le llegó la oportunidad de ir a un club donde mostrar su capacidad, este fin de año le trajo a Richard un regalo mayor: ir a las Águilas del América.

Mejor momento y mejor equipo no podría encontrar el uruguayo para cobrarse con creces esa revancha con el tiempo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!