Atletismo,  Golf,  Temas y Deportes Diversos

Idiosincrasia del Deporte Mexicano

Panorama conocido. La inconsistencia es una de las características comunes y extendidas en el deporte mexicano. La muestra más reciente la puso la selección varonil de basquetbol. Primero derrotó a Puerto Rico y luego cayó ante Panamá, Argentina, Uruguay, fue aplastada por Estados Unidos, mientras Brasil y Canadá le completaron las seis derrotas en fila. Venció al final a Venezuela, nada para celebrarse realmente. Nolan Richardson, el entrenador del equipo mexicano, tiene los logros para impresionar a cualquiera: campeón en el basquetbol colegial estadounidense tanto en Junior College como en la NCAA, pero no puede cambiar la mentalidad del deportista mexicano. Esa falta de carácter que lleva al relax al mexicano en cuanto triunfa y termina por perderlo a corto o mediano plazo.

Lo que vemos en el deporte pasa en otros ámbitos, haga memoria y seguro encontrará ejemplos de personas que lograron algo en el mundo de la empresa, por ejemplo, y luego se dedicaron a gastar las utilidades, hasta que se dieron cuenta que no eran eternas.

Diferencia entre vivir en una cultura de la estética (importa más lo que se ve) y no de la ética (importa más lo que es correcto hacer). El trabajo, según la idiosincrasia mexicana, es un mal necesario que merece recompensa (siempre mayor que el esfuerzo) cuando es bien realizado. Mientras esa mentalidad no cambie, deporte el deporte mexicano y su sociedad no avanzará. Y por favor, no caiga en sentimentalismos ramplones, analice bien lo que trato de decir.

Diferencia. Y para no cometer el error de meter todo en el mismo paquete, hay que señalar a las mexicanas que siguen marcando diferencia: Ana Guevara y Lorena Ochoa. La primera compitió por una medalla en el Mundial de Atletismo y la segunda hilvanó tres triunfos en la difícil gira de la LPGA. Y creo que es fácil deducir la razón de su éxito: esa idiosincrasia machista que hay en México las preparó de otra manera siendo mujeres. Nada se les presentó fácil y en su mentalidad está la constancia, y claro, además el talento personal y la buena guía de sus entrenadores.

No hay bares, aduladores, amigos, parejas rémoras, ni sabandijas parecidas en sus ámbitos cercanos. Las dos pelearon desde pequeñas con una sociedad que las marginaba del deporte por ser mujeres, pero perseveraron y llegaron a explotar sus talentos, acostumbrándose a trabajar día a día y comenzar desde cero muchas veces, convencidas de que el éxito no es ganar y ya, sino hacerlo siempre o al menos intentarlo en cada oportunidad, como una obligación. Muchos atletas mexicanos hombres creen que el talento es todo y el éxito llega por ser ellos y nada más.

Un comentario

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!