Uncategorized

Ilusiones Volátiles

111111111.jpgTexto enviado por José Luis Pérez(Primero de izq. a der. en la fila de pie)

La grandeza de un equipo desconcertado y abatido sólo se puede recuperar si todos aquellos que lo componen sintonizan los mismos anhelos.

Daniel Brailovsky y la directiva del América afirmaron que volverían a hacer grande a las Águilas. Tras esas declaraciones, no faltaron los medios de comunicación parciales que, como toda la vida, comenzaron a burlarse de esas declaraciones. Incluso ya vaticinaron un fracaso para el año que viene.

Muy a pesar de las declaraciones que se puedan decir al respecto, los de Coapa sabe del compromiso que deben adquirir si es que pretenden enriquecer la exquisita historia del equipo.

Las salidas de Duilio, Rojas y Castromán, obedecen más al sentido periodístico que tiene el “Ruso” que al desempeño, puesto que pesaron más las críticas de la prensa en cuanto al accionar de estos jugadores que su mismo nivel en el terreno de juego.

Por lo pronto, comenzó la incertidumbre con la llegada de Sebastián Domínguez, quien a pesar de haber jugado en Estudiantes de la Plata, llega como un auténtico desconocido a una escuadra llamada a compra jugadores “estrellas” o “consagrados” en el universo futbolero.

Varios ex jugadores azulcremas , como el arquero Adrián Chávez, han discutido que el actual plantel está falto de hambre de campeonatos, que sólo juega por jugar, a diferencia de ese América de los ochenta que toda final que jugara la ganaba, a pesar de las adversidades que pudieran sufrir en el camino.

aguila.jpgA pesar de que la situación no es tan grave como se pensara, las Águilas necesitan volver a la mística ganadora que se ha perdido en los últimos tiempos. Brailovsky, fiel testigo de lo que fue la mejor época del equipo, sabe de lo que estoy hablando.

La presión por obtener títulos y dar espectáculo para no enfrentar una mala semana con los reporteros ha sido una constante en Coapa, así como en otras escuadras como Cruz Azul o Chivas.

El 2008 será un año complicado y de gran carga en cuanto a cuestiones futbolísticas se refiere. América podría tener actividad internacional de nueva cuenta, por lo que es urgente volver a armar un plantel con mucha inteligencia y estudio, no solamente con dinero y contrataciones inservibles, como en su momento resultó la de Lucas Castromán o Daniel Bilos. Guillermo Cañedo está comprometido con hacer de los emplumados el equipo que algún día llegó a tener su padre: con ganas de triunfar, de soñar, de jugar, de agradar, de enamorar, de ser reconocidos. Para más información sintonice El Fanático, de lunes a viernes de 7 a 8 de la mañana, por W Radio, 1200 AM.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!