Uncategorized

Ingratitud Camotera

La imagen “http://soccerpatch.com/MEXICO/P_PueblaMex.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.Texto enviado por José Luis Pérez

Todas las iglesias de Puebla serán insuficientes para albergar los rezos de aquellos aficionados que buscarán un milagro tras la salida de Sánchez Solá en el timón. Sin el “Chelís”, la misión de salvarse del descenso parece imposible en el seno de La Franja.

Faltando apenas cuatro jornadas por disputarse, y con la ventaja de conseguir la permanencia en el máximo circuito aún por sus propios resultados, la directiva camotera mostró de nueva cuenta su poco sentido común y parecen haberle dado al club un fuerte empujón hacia la Primera “A”.

Pocos en el plantel habían mostrado el carácter y la entereza de Sánchez Solá, quien se va señalado anticipadamente como el presunto responsable de la agonía poblana.

Nadie puede negar los malos resultados del equipo a últimas fechas, pero parte de esas estrepitosas caídas habían sido principalmente por “horrorosas” pifias de los jugadores, quienes se dejaron meter goles increíbles y mandaron decenas de balones a los postes cuando más necesitados estaban de una anotación.

¿Dónde están los refuerzos?, encuéntrelos. Javier Cámpora no ha marcado ni un sólo gol con la camiseta camotera. Vilchez y Brown sólo han visto tarjetas de todos colores y sabores, mermando la continuidad de un once inicial. Ya ni que decir de Fabián “Ruso” Peña, que no ha disputado ni un sólo minuto.

Puebla, además de verse inmerso en el desleal porcentaje, sufrió ciertos golpes bajos con aquellos dimes y diretes acerca de un posible arreglo en la final de ascenso del 2007 ante Dorados, de lo cual salió de la mejor manera posible. ¿Quién será el valiente que se quiera aventar el trabajito de ayudar a la Franja a estas alturas?

El conjunto azul y blanco ocupa ocho de los doce puntos en disputa para asegurar su permanencia, situación que se ve complicada de sobremanera, aún más por la calidad y la puntería mostrada en los últimos encuentros.

Sánchez Solá sólo es una víctima más de aquellos que les encanta reventar el hilo por la parte más delgada, sin ponerse a pensar en las cuestiones fundamentales de un equipo sumido en la ingratitud de los jugadores.

De no ser por el “Bola” González, Puebla ya estaría descendido desde hace mucho, pues sólo él ha mostrado amor a la camiseta.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!