Futbol Soccer,  Medios de Comunicación,  Temas y Deportes Diversos

Cosmopolitas Ignorantes

La pedantería de algunos comentaristas deportivos no tiene par. Enlisté en el post del 26 de Agosto pasado algunos de los atentados al idioma que cometen algunos cronistas, según ellos defendiendo nuestra lengua, al tratar de poner en «español», términos que no tiene traducción literal y mejor deberían decirse como son en su idioma y forma original.

Hoy mencionaré dos casos más. El primero es la tendencia de llamarle Fútbol a lo que siempre hemos conocido muchos, en México y otros países de habla hispana, como Futbol, sin el acento en la primera sílaba. Ahora insisten en implantar la nueva pronunciación, como si todos tuviéramos que hablar como Word de Microsoft marca la ortografía. Además, muchos creen que eso los hace ser más cosmopolitas, cuando en realidad los hace ver muy mal, pues entiendo que los argentinos y los españoles pronuncien así por su costumbre fonética, pero de dónde los cronistas mexicanos sacaron esa forma de expresarse.

En esa misma categoría se enmarcan tonterías como decir «la Juventus», «la Roma», «la Fiorentina» y demás «italianizaciones», de nombres que antes fueron el Juventus, el Roma, el Fiorentina, etc. Adornos como esos no hace mejor una crónica de un juego de futbol, sino más bien hacen ver muy mal en cultura y sentido común a muchos comentaristas, pues es ridículo ese intento de sonar muy italiano; lo más que se acercan muchos de ellos a ser italianos es cuando comen pasta artificial con agua caliente o se atragantan de pizza(muy americana) a la mexicana.

Y la segunda pedantería común es la de llamar por su nombre, unicamente, a los jugadores de futbol. Ahora resulta que Oswaldo Sánchez (hiperinflado personaje del soccer mexicano) es Osvaldo, que Rafael Márquez es Rafa, y que Giovani Dos Santos es Gio (¡aaaayyyyyyy! ¡que tiernos!), sólo por citar unos cuantos ejemplos.

Eso es producto de la soberbia de los comentaristas, que tratan de remarcar que ellos conocen de cerca y tratan de tu a los jugadores, lo que los hace inmortales y los aleja de esos ignorantes mortales que están frente al televisor. ¡Por favor! Como si esos atletas tuvieron algo más que su habilidad para un deporte para ponerlos al nivel de dioses y, en consecuencia, los que los entrevistan o ven en directo sus hazañas rozaran de esa grandeza. Y como si el trabajo en medio hiciera de quienes lo realizan algo fuera de serie, privilegiados que tratan con los nuevos dioses. Nada más equivocado.

He sido comentarista deportivo por 20 años y nunca he conocido un atleta que sea mejor que cualquier ser humano que se dedique a otra actividad. En el deporte hay de todo, como en cualquier ámbito, gente buen y mala, con y sin cerebro. Ponerlos en un nivel superior a la raza humana y pretender que al mencionarlos sólo por nombre se forme parte de ese nivel, es de idiotas. Ojalá las televisoras pusieron un alto esa pedantería y la antes citada, pues es una falta de respeto al público, y creo que con los atentados al idioma y con la ignorancia más que patente de muchos comentaristas(además de los improvisados exjugadores que creen que saben analizar) es más que suficiente. Si te gustó o no este post y el resto del blog, deja tu punto de vista, todo es bienvenido. Gracias.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!