Beisbol,  DEPORTE SINALOENSE,  Historia,  Medios de Comunicación,  Reportajes,  TOMATEROS,  YESENIA TORRECILLAS

La Opinión de Yesenia: Estadio General Ángel Flores

Texto enviado por Yesenia Torrecillas Navarro.

UN RECINTO DE GRANDES HISTORIAS
Escenario de muchas batallas, lugar de muchos encuentros, sede de grandes victorias y en veces derrotas, que siempre están apoyadas de una pasión y entrega única. También conocido como el Coloso del Pacifico, este majestuoso recinto deportivo, casa de los Tomateros de Culiacán, abrió sus puertas un 10 de noviembre de 1948.

Este estadio toma su nombre en honor al General Ángel Flores, uno de los personajes más emblemáticos de la historia sinaloense. Y desde 1948 hasta hoy día el estadio ha aumentado su capacidad en un 400 por ciento; además, es por sí solo un lugar histórico, para quienes han pisado su terreno por más de 60 años.

Aunque, antes de ser rebautizado con el nombre de “General Ángel Flores”, a este recinto se le conoció como Estadio Universitario, con 2,500 lugares, donde se empezó a jugar la ahora extinta Liga de la Costa del Pacífico, en el periodo comprendido de 1946 a 1958. Después vendrían La Liga Invernal de Sonora de 1958 a 1965, La liga Invernal de Sonora-Sinaloa de 1965 a 1970, hasta nuestros tiempos con la actual Liga Mexicana del Pacífico con su inicio en 1970.

Antes, el estadio se ubicaba entre las calles de Andrade, Constitución y Francisco Zarco, en el centro de nuestra capital; en aquel tiempo contaba con 4,500 lugares y ahora cuenta con capacidad para 16,000 espectadores. Pero, fue hasta la temporada 1993-1994 de la LMP cuando este estadio cambió su fisonomía, porque fue entonces cuando empezó a mejorar su estructura.

Grandes Hazañas…
El estadio «General Ángel Flores», fue sede de la Serie del Caribe 2001, ampliándose de 15,000 a 16,000 lugares con motivo de esta fiesta caribeña. Además, este escenario ha compartido el triunfo de los Tomateros de Culiacán, quienes llevan nueve campeonatos en su historia en la liga y dos en Series del Caribe.

De este total de once campeonatos, ocho han sido de la mano de Francisco “Paquín” Estrada. Y dos fueron bajo el mando de Vinicio García y uno de Raúl Canó. Los Tomateros tienen sus antecedentes en los “Tacuarineros de Culiacán” de la vieja Liga de la Costa del Pacífico, quienes consiguieron cinco campeonatos en trece temporadas.

La Casa de los Guindas
El estadio “General Ángel Flores” cuenta con un aforo para 16,000 aficionados, con áreas como bleachers, amplios laterales, sección numerada techada, palcos elite (a nivel terreno de juego) y 27 palcos premier, con capacidad para 12 personas (en la sección de lujo del estadio, en la parte superior del estadio), los cuales tienen baño propio, asientos acolchonados, aire acondicionado, televisión y además cuentan con servicio de meseros, todo esto para la mayor comodidad de los aficionados. Cuenta también con un moderno y cómodo palco para prensa con aire acondicionado, baño y conexión a Internet, así como cabinas operativas desde donde se manejan pantallas, pizarras, sonido y equipo de ambientación.

Sobre el campo de juego se cuenta con una barda perimetral, para su mayor funcionalidad tiene una gigantesca pantalla de información (única en Latinoamérica) de 9 metros de diámetro, donde se despliegan todas las estadísticas de los lanzadores y bateadores, además de sus alineaciones y la tirilla con sus nueve entradas, así como la pantalla que informa acerca de la velocidad que alcanzan los disparos de los lanzadores.

También, el inmueble cuenta con una pantalla gigante de televisión de alta definición y uno de los alumbrados mejor acondicionados para los juegos de noche (como lo acostumbran los Tomateros y el resto de los equipo de la liga del pacífico), así como un equipo de sonido con 5,000 watts de potencia, y césped confortable con un sistema de riego subterráneo controlado por computadoras.

Con todos estos adelantos tecnológicos y de confort, la casa de los Tomateros, el estadio «General Ángel Flores», cobija a 16,000 invitados, aficionados apoyando a la causa guinda, visitantes, equipos de la liga del pacífico, donde temporada tras temporada logra reunir a la afición culichi para vivir apasionadamente este deporte y apoyar a los Tomateros de Culiacán. Y es así, que el estadio “General Ángel Flores” es un orgullo para nuestra ciudad y sus culiacanenses.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!