Futbol Americano

Límites Marcados

ank75f.jpg 

“Los Cowboys todavía no están en la liga de los Patriots” decía la nota principal de la sección deportiva del lunes del Dallas Morning News. Frank Luksa, columnista muy longevo que cubre NFL desde los años 60, y uno de los pocos que ha estado en todos los Super Tazones, dice que el juego del domingo le recordó el duelo por el campeonato de 1966, cuando Dallas creyó estar en el mismo nivel de Green Bay y encontró que estaba muy lejos.

Los Cowboys estaban en la cúspide anímica después de su triunfo en Búffalo el lunes de la semana pasada. La euforia duró hasta el domingo cuando, en el pasto sintético del Texas Stadium, Nueva Inglaterra los regresó de golpe de la luna a la tierra.

Tom Brady tuvo uno de los mejores días en su carrera: 31 pase completos de 46 intentos, entre ellos cinco envíos para anotación, y 388 yardas por aire lo confirman. Para el quarterback de los Pats fue la más alta cifra de pases de anotación en un juego hasta ahora en su paso por la NFL, además de que se convirtió en el primero en la historia que logra al menos tres envíos de anotación en cada uno de sus primeros seis juegos de la temporada. Para todo lo anterior contó con Wes Welker, quien en 11 recepciones logró 124 yardas, la mejor marca en su carrera.

Nueva Inglaterra no sólo se mantuvo invicto, sino que consiguió por primera ocasión desde 2004 llegar a marca de 6-0 y también por primera vez pudo vencer a los Cowboys en Dallas.

Aunque es justo aclarar que el marcador(48-27) no refleja lo que en verdad pasó en el campo de juego durante, al menos, la primera mitad. Dallas estuvo bastante bien hasta inicios del tercer cuarto, respondiendo cada anotación de los Pats con otra del mismo calibre, y logrando lo que sólo los Bills habían hecho en la actual temporada: poner abajo en el marcador a Nueva Inglaterra en algún momento. Pero la ofensiva encabezada por Brady es implacable y a base de insistir logró derrumbar la muralla; velocidad, pases bien ejecutados y jugadas mejor seleccionadas, son demasiado para cualquier defensa.

La televisora CBS disfrutó mucho el juego Dallas-Nueva Inglaterra ya que fue el de más alto rating en temporada regular desde 1998, con 18.5 puntos de audiencia. El mejor antes del domingo había sido en Diciembre 6 del año citado, cuando los Broncos extendieron su marca de esa temporada a 13-0 al vencer a los Chiefs por 35-31, partido que registró 16.9 unidades de rating. Creo en realidad que todos, sin excepción, ganamos mucho en ese duelo del domingo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!