Uncategorized

Mejor Sólo Que Mal Acompañado

axmgp2.jpgTexto enviado por José Luis Pérez

Para algunos que están lejos de lo que es el futbol americano estudiantil en México, la decisión de algunos equipos de separarse de la aplastante ola de equipos del Tec de Monterrey podría ser una medida mediocre. Pero, la verdad, es la forma de revelar una mafia, una calamidad que, como siempre, sucede sólo en nuestro país.

A lo largo de los años, instituciones educativas de gran calidad y prestigio, como la UNAM, el Instituto Politécnico Internacional, la Universidad Autónoma Chapingo y la Universidad del Tepeyac hicieron que el deporte de las tacleadas fuera fomentado entre la población estudiantil, causando furor los encuentros entre Pumas y Burros Blancos.

Tras los intensos cambios y la apertura a nuevas instituciones, se creo la ONEFA (Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano), sin pensar que algunos vivos sacarían provecho en las desigualdades marcadas de los equipos.

Más allá de los mínimos presupuestos de las instituciones públicas en comparación a las millonarias carteras de las privadas, la dificultad fue el lucrar con la necesidad de la gente.

Excelentes jugadores salían de las diferentes divisiones de Ciudad Universitaria y el Politécnico, pero estos eran “tentados” por escuelas como el Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Las Américas, quienes les ofrecían fuertes becas con tal de llevárselos a sus filas.

Esta práctica completamente deshonesta, lo único que provocó fue que los diferentes campus del Tec se llenaran de los mejores talentos del país, a costillas de los demás.

Fue así que, desde 1993 a la fecha, el Tecnológico y la UDLA se han llevado todos los campeonatos de la ONEFA, tras no tener rivales que les hicieran sombra alguna.

Es por ello que UNAM, Politécnico, Universidad del Tepeyac y Guardias Presidenciales han decidido cortar de tajo ese control, creando una nueva Conferencia: la del Centro, dejando de lado a las cuatros escuadras del Tec (Monterrey, Estado de México, Ciudad de México y Toluca), a la UDLA y los Auténticos Tigres de la UANL, muy a pesar de las críticas recibidas.

Nuestras universidades e instituciones de educación superior públicas han sido el gran semillero del futbol americano en México. Por ello, su compromiso de mantener los talentos han provocado esa nueva ruptura con la Liga Mayor.

2 Comentarios

  • Gerardo Osornio

    Estoy casi por completo de acuerdo con tus argumentos, pero creo que esconderse en un agujero es mediocre. Mi estimado José Luis, creo que mejor las escuelas públicas deberían ganar sus batallas en el campo, y en específico la de este asunto, en la mesa, pues ahí son mayoría y no han ejercido ese poder. Y si, el asunto de las becas es injusto, pero insisto, cambiar el reglamento es la solución, y eso es posible simplemente por mayoría de votos y las escuelas públicas lo tienen, pero no es solución crear una nueva división.

  • jose luis

    Gracias por el comentario Gerardo. Sólo déjame recordarte que en México se gana con el dinero por delante, no con la razón. Dudo mucho que se lograran modificar los reglamentos en ese sentido.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!