Uncategorized

NBA Bajo Ataque Europeo

http://imagecache2.allposters.com/images/pic/SSPOD/SuperStock_1365-188~Close-up-of-a-Basketball-Net-Posters.jpg

Primero fue Josh Childress el que dejó a los Halcones para emigrar a Europa, por mucho más dinero del que podría ganar en la NBA. Luego fueron por el mismo camino Andris Biedrins, de Golden State, Nenad Krstic, de los Nets, Carlos Arroyo, de Orlando, y de Toronto, Carlos Delfino y Jorge Garbajosa.

Las ligas europeas no tienen tope salarial y algunas de las más poderosos en términos financieros son las de España, Turquía, Grecia y Rusia. Estas dos ultimas han capturado en las últimas semanas la atención con las contrataciones citadas, que se suman a otras notables, realizadas en años recientes, de jugadores con experiencia en la NBA.

Hace tres días los clubes Olympiakos de Grecia y CSKA de Moscú, ofrecieron cada uno por su cuenta, 50 millones de dólares por una temporada a LeBron James, quien al término de la campaña 2009-10 de la NBA será agente libre y presa deseada por todos los equipos.

La oferta es atractiva en extremo para James por diversas razones: ningún equipo de la NBA le ofrecerá tanto, con el tope salarial quedaría poco para armar un buen equipo a su alrededor; y es muy joven, apenas tendrá 25 años a mediados del 2010, por lo que sería una especie de año sabático muy bien pagado, y después podría regresar tranquilamente a la NBA y seguir siendo uno de sus iconos más importantes.

James y su agente han comenzado a considerar la oferta, y aunque no han dado la menor señal de que será aceptada y menos a qué equipo preferirían, es un hecho que podría suceder, y de ser así sería un golpe brutal contra la imagen de la NBA en todo el mundo.

Mientras el euro siga sólido y el dólar siga cayendo, las ofertas de esa naturaleza seguirán y no será extraño ver que algunos miembros destacados de la mejor liga del mundo emigren al Viejo Continente y permitan crecer mucho más al basquetbol de esa parte del mundo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!