Basquetbol,  Columna EL FANÁTICO

NBA: Difícil Regreso a Casa

Hacía años que no escuchaba una rechifla tan grande para un jugador en su regreso a la casa de su antiguo equipo. La última vez había sido cuando el portugués Luis Figo regresó al Camp Nou del Barcelona con el uniforme del Real Madrid. El jueves le tocó a LeBron James en su regreso a Cleveland, donde pasó siete años tratando de conseguir un campeonato. Lo que le reprochaba la afición no era que se haya ido, sino como se fue.

Pero el popular LB hizo lo que debía: 38 puntos (mejor cifra en la temporada), ocho asistencias y cinco rebotes. Al final la afición de los Cavaliers, que por cierto de explayó en creatividad en los mensajes contra James, guardó silencio. Y LeBron en la conferencia de prensa posterior al juego fue correcto y profesional, nunca enfatizó la paliza del Heat a su exequipo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!