Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano,  Historia

NFL: La Generación 2010 de Inmortales

El domingo 8 de Agosto la NFL ingresó a un nuevo grupo de personajes al Salón de la Fama situado en Canton, Ohio.

Parte de los nuevos inmortales jugaron en la unidad defensiva de sus equipos: Ricky Jackson, Dick LeBeau y John Randle. El primero fue un apoyador destacadísimo con los Santos entre 1981 y 1993, terminando su carrera con los 49ers en 1995. El segundo fue un esquinero muy notable que jugó 14 años con los Leones, desde fines de los años 50 hasta inicios de los 70´s. Y el último citado pasó 11 temporadas como tackle defensivo con los Vikingos y un par de campañas al final de su carrera con Seattle.

Las ofensivas tuvieron más aportaciones, comenzando con el guardia Russ Grimm, parte de aquella famosa línea ofensiva de los Pieles Rojas conocida como “Los Cerdos“. Grimm pasó 11 años con el equipo de la capital estadounidense. Otro inducido fue el excorredor Floyd Little, quien pasó 9 años, desde la mitad de los 60´s hasta la mitad de la década siguiente, con los Broncos de Denver.

Pero los más ovacionados en el acto de inducción fueron dos leyendas de la NFL y del deporte estadounidense: Jerry Rice y Emmitt Smith. Sobra decir cualquier cosa sobre este par, pues los hechos de su carrera son de sobra conocidos. Sin embargo, es válido decir que para muchos, como para mi, cada uno ha sido el mejor de su posición en toda la historia, al margen de los números.

Difícil encontrar otro receptor como Rice y lo mismo para hallar un corredor como Smith. Ambos dominaron la liga en su puesto en su momento, desplazaron de los libros de récords del circuito y sus equipos a muchos jugadores legendarios, y fueron piezas clave en la formación de las dinastías de San Francisco y Dallas, respectivamente. Honor bien merecido.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!