Futbol Americano,  Historia,  Medios de Comunicación,  Reportajes

NFL: Super Bowl XLIII

http://www.cbc.ca/gfx/images/sports/photos/2009/01/28/foote-james-get-070930-584.jpg

Steelers y Cardinals se enfrentaron por primera vez en 1933 y los primeros llevan ventaja con 31 triunfos contra 23 derrotas y 3 empates. Desde 1997 se han enfrentado tres veces y los Steelerss ganaron las dos primeras, mientras los Cardinals ganaron en 2007, ya con Whisenhunt como entrenador en jefe.

En el análisis, en definitiva la ofensiva de los Cardinals es letal: Kurt Warner está como en su mejores días con los Rams, Edgerrin James resucitó y arma una pareja de miedo con Hightower, y sus tres receptores de más de mil yardas en temporada regular, Fitzgerald, Boldin y Breaston, son preocupación para cualquier defensiva profunda.

Pero creo que se han menospreciado dos factores que a mi juicio podrían llevar a los Cardinals al triunfo: el entrenador y la defensiva. Ken Whisenhunt fue coordinador ofensivo de los Steelers hasta hace tres años, cuando ganaron el Super Bowl 40, y fue quien condujo a Roethlisberger en esa mágica temporada. A la salida de Cowher, se rumoró que él tomaría su lugar, pero al parecer el “Big Ben” influyó en la elección de Tomlin; y es un hecho que Roethlisberger no es el mismo desde entonces y Whisenhunt conoce de sobra sus debilidades.

http://seattletimes.nwsource.com/ABPub/2005/09/24/2002518728.jpg

La defensiva de Arizona detuvo a Atlanta, que llegó a la casa de los Cardinals como una máquina de anotar; luego hizo pedazos el plan ofensivo de los Panthers y en Carolina; y remató limitando casi por completo a Philadelphia hace casi dos semanas. No creo que se necesiten más argumentos a favor de la defensiva de los Cardinals.

Por parte de Pittsburgh, salvo una actuación destacada del receptor Hines Ward, si vence su lesión y juega; un día estupendo de Roethlisberger; o una actuación fuera de serie de Willie Parker, no veo cómo los Steelers puedan ganar en base a su ofensiva.

Pero si vemos a la unidad defensiva, el triunfo de Pittsburgh es muy factible. Su línea frontal es dominante en extremo y en especial a la hora de presionar al quarterback rival. Y en el caso de los corredores y el ala cerrada, si logran pasar esa primera aduana, se encontrarán con la línea de apoyadores, que simplemente con dos nombres es más que suficiente para entender su poder: Larry Foote y James Farrior, que sin lesiones son de los mejores de su posición no sólo en esta campaña, sino en la historia de los Steelers, y esas son palabras mayores, nada más hay que recordar que Jack Lambert y Jack Hamm jugaron esa posición con Pittsburgh y están en el Salón de la Fama en Canton, Ohio.

http://i129.photobucket.com/albums/p214/soccer10001/ben_roethlisberger.jpg

Y la defensiva profunda es una de las mejores de la NFL. La encabeza el estupendo Troy Polamalu, pero en nada desentonan Ike Taylor, Deshea Townsend y Ryan Clark. Si ésta unidad logra anotar al menos una vez, Pittsburgh podría ser campeón otra vez.

Creo que Arizona tiene una gran oportunidad de completar el milagro, pero si no anotan rápido en el primer cuarto o un par de veces en la primera mitad, Pittsburgh ganará.

Podrá ver el juego, desde las 16 horas locales ( 17 horas Cd. de México/ 18 horas Este de los Estados Unidos), por ESPN, Televisa y TV Azteca. Le sugiero la primera opción, las otras tendrán mucha paja con cómicos involuntarios y quizá le quieran vender como periodismo algún numerito barato de sus bailarinas convertidas en actrices.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!