Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano

NFL: Tres Sorpresas en la Primera Ronda

Conferencia Nacional. A veces es necesario recordar que las palabras dulces son las mejores cuando se trata de hablar mal de alguien, no vaya a ser que uno tenga que tragárselas. Y esa lección me la recordó Seattle, en su contundente victoria ante Nueva Orleans.

Dije y muchos más también que los Seahawks no merecían estar en postemporada y que por salud mental de la liga debían ser derrotados. También señalé que no había manera de que los Saints perdieran. En ambas cosas me equivoque y lo reconozco.

Seattle se ganó el respeto de todos el sábado, supo cómo vencer al campeón de ciclo pasado y sin dudas. Abrieron a la defensiva de Nueva Orleans con pases largos y además dejaron ver que los Saints no eran infalibles ante el ataque por tierra, esto al margen de la fabulosa anotación de 67 yardas de Marshawn Lynch, que no fue solo un gran esfuerzo, sino un derroche de mala técnica de casi toda la defensiva de los Saints.

En el duelo entre Green Bay y Filadelfia, vimos como un ataque balanceado puede ser letal. El novato de los Packers, James Starks, corrió 23 veces el balón y consiguió 123 yardas, una nueva marca para su equipo en postemporada, y esto, sumado a los tres pases de anotación de Aaron Rodgers, fue la clave ofensiva para el triunfo de Green Bay.

Además, es necesario destacar a la defensiva de los Packers, que limitó mucho a Michael Vick y cerró todos los caminos, pues los números totales dejan ver que Filadelfia jamás funcionó por tierra y muy poco por aíre. Un trabajo defensivo de lujo el de Green Bay.

Conferencia Americana. No fue el hecho de que Mark Sánchez sea descendiente de mexicanos, mucho menos que en la escuela comía chorizo en lugar de hamburguesas, esas son babosadas de los merolicos de la TV mexicana. La razón del triunfo de los Jets fue el excelente trabajo de su línea ofensiva, que abrió el campo para un escaso pero eficaz y preciso ataque terrestre y le dio tiempo a Sánchez para encontrar receptores.

Los números ofensivos de Nueva York no muestran contundencia, pero si dejan ver que la jugada necesaria en el momento justo es tan eficaz como apabullar al contrario, a fin de cuentas en ambos casos se llega al triunfo. Y ante Indianapolis, los Jets jamás pensaron en la contundencia, sino en la ganancia justa para sacar un buen resultado.

Baltimore hizo lo mismo ante Kansas City, aunque notoriamente los Ravens eran mucho mejor equipo que los Chiefs, por eso fueron el único equipo favorito del fin de semana que no terminó eliminado.

Luego de permitir la única anotación de Kansas, los Ravens anotaron 27 puntos sin respuesta, lo que marcó pronto diferencia insalvable. Joe Flacco jugó por nota buena parte del partido y la ofensiva terrestre de los Chiefs, que había dado que hablar durante la temporada regular, desapareció, y casi lo mismo pasó con el quarterback Matt Cassel.

En resumen, creo que la primera ronda de playoff fue muy buena, pero creo también que la etapa de divisionales del próximo fin de semana será mejor, aunque no veo posible que haya más de una sorpresa. En la etapa pasada realmente tres resultados fueron inesperados.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!