Columna EL FANÁTICO,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas

NFL: Victoria Histórica para Filadelfia

Faltaban por jugarse 8 minutos con 17 segundos del último cuarto y el marcador señalaba 31-10 a favor de los Gigantes. Pero Filadelfia, de la mano de Michael Vick, regresó para una de las victorias más espectaculares de la historia.

El candidato a Más Valioso logró en tres ofensivas empatar el juego para su equipo, empleando sólo 4 minutos con 39 segundos, para dejar después que DeSean Jackson regresará 65 yardas hasta la zona de anotación una patada de despeje, con el reloj en ceros, sellando un regreso histórico para los Eagles y una humillación para Nueva York.

Esta derrota para los Gigantes se une a dos anteriores contra Filadelfia que siguen siendo dolorosas: una en 2003, un regreso de patada de Brian Westbrook, y la llamada “El Fumble”, un balón suelto por Joe Pisarcik, quarterback de Nueva York en 1978, que fue aprovechado por los Eagles para ganar.

Vick corrió diez veces y obtuvo 130 yardas y una anotación, además de conectar 21 pases en 35 intentos, para 242 yardas y tres envíos para anotar. De los diez acarreos, ocho fueron al romperse la jugada, resultando en 122 yardas para Vick, lo que habla muy mal de la unidad de linebackers y la defensiva profunda de Nueva York, sobre todo en la segunda mitad. En el primer duelo entre ambos en esta temporada, seis veces pasó eso pero la ganancia para Vick fue de 28 yardas.

La defensa de los Gigantes usó cinco o más defensivos secundarios en 53 de 59 jugadas de la ofensiva de Filadelfia, y funcionó tres cuartos, pues en el último Vick corrió cuatro veces para 94 yardas. Andy Reid, coach de Filadelfia, observó simplemente, y explotó, algo notorio en el rival: cansancio.

El regreso de los Eagles es el quinto en la historia de la liga para un equipo con un déficit de 21 o más puntos en el último cuarto. Antes lo hicieron Tennessee (2006), los Cardenales (1987), Minnesota (1985) y los Rams (1952). Para los Gigantes es la cuarta vez que reciben 28 o más puntos en el último cuarto de un juego desde 1940, y sexta ocasión desde ese año que les ocurre en cualquier periodo de un partido.

El regreso de patada de despeje hasta anotación de DeSean Jackson le permite llegar a once anotaciones de 60 o más yardas y apenas tiene 24 años. El que más logró jugadas de ese tipo antes de los 25 fue Gale Sayers, leyenda de Chicago y miembro del Salón de la Fama.

La última vez que Filadelfia había ganado un encuentro luego de ir perdiendo por 21 o más puntos en la segunda mitad había sido en Octubre de 1946 ante los Pieles Rojas. En 70 años es la tercera ocasión que los Gigantes pierden luego de abrir la segunda mitad con ventaja de 21 o más unidades.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!