Futbol Americano

NFL: Wild Card Playoffs

http://assets.espn.go.com/photo/2008/0325/nfl_moss_owens_580.jpg

Dato Extra: Miami es el séptimo equipo en la historia de la NFL que pierde cinco o más balones en un juego de playoff, luego de ser el que menos pierde en temporada regular.

http://www.girlroster.com/wp-content/uploads/2008/08/nfl-cheerleaders-041508.jpg

Conferencia Nacional. El triunfo de los Cardenales fue el primero de postemporada en su casa desde 1947. Jugaban en Chicago la última vez que habían logrado ganar como anfitriones en playoff. Luego de una larga etapa en Saint Louis, se establecieron en Arizona en 1988.

Steve Breaston, Anquan Boldin y Larry Fitzgerald tuvieron mil o más yardas por recepción cada uno en la temporada regular, lo que sumado a un quarterback con un excelente brazo como Kurt Warner, hace que no sea tanta sorpresa que haya vencido Arizona a Atlanta.

Justo mencionar que los Falcons se convirtieron en otro equipo con Mike Smith, designado Entrenador del Año, y el quarterback Matt Ryan, que enterró el fantasma de Michael Vick.

En el juego entre Filadelfia y Minnesota los expertos veían un duelo muy parejo, más que cualquier otro en el primer fin de semana de playoff. La presencia de Adrian Peterson significaba casi un seguro de victoria para los Vikingos, y aunque hizo diferencia en el ataque terrestre, no fue suficiente para que los Eagles quedaran fuera.

Asante Samuel, con una intercepción con anotación, y Brian Westbrook, uno de los corredores más efectivos, fueron los que cargaron la balanza del lado de Filadelfia. En las últimas siete ocasiones que los Eagles han llegado a postemporada, han ganado su primer juego, quedando a uno de la marca impuesta por los Raiders e igualada por Pittsburgh.

http://www.post-gazette.com/pg/images/200901/harrison0103_500.jpg

Conferencia Americana. Me costó trabajo digerir que San Diego haya entrado a playoff como campeón divisional con marca de 8-8, pero más me costó tragarme que haya eliminado a Indianapolis, equipo al que ya veía en un Super Bowl con quarterbacks hermanos como rivales.

Pero al margen de esa posibilidad anecdótica, un equipo inconsistente eliminó a uno que ganó los últimos nueve del rol regular, que además tuvo que ir de visitante a la casa de otro que logró cuatro triunfos menos. Ya lo señalamos aquí, el culpable es el sistema de la NFL, que es casi perfecto, pero que cuando muestra sus fallas, lo hace en serio.

La victoria de Baltimore no me sorprendió tanto como a muchos, pues los Ravens tiene dos factores que hacen llegar lejos: buena defensiva y buen quarterback.

La muestra de la gran defensiva fue el safety Eric Reed, quien en temporada regular encabezó la lista de intercepciones con nueve. Ante los Delfines tuvo dos de las cuatro de su equipo, una de ellas regresada hasta la zona de gol, lo suficiente para enterrar a un rival que tuvo el enorme mérito de pasar de una campaña de 1-15 a ganar una de las divisiones más complicadas de la NFL.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!