Columna EL FANÁTICO,  Historia,  Hockey,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas

NHL: Regreso con Gloria para los Bruins

Los Boston Bruins no jugaban en su casa una partido de serie final de la NHL desde el 24 de Mayo de 1990 y en esa ocasión los Edmonto Oilers, encabezados por Mark Messier, lo derrotaron y se llevaron la Copa Stanley. El lunes pasado las cosas fueron diferentes: regresaron a jugar ante su público y apalearon 8-1 a Vancouver, para acercarse a un juego del equipo canadiense, que ganó los dos primeros duelos de la serie en su sede.

El juego comenzó con una situación poco amable, la lesión que sufrió Nathan Horton, de Boston, debido a una falta flagrante de Aaron Rome, quien le dio un golpe en la cara con el hombro y lo hizo caer al hielo, para que su cabeza rebotara contra la dura superficie. Horton estuvo en shock inconciente durante minutos, fue llevado al hospital y aunque se recuperará, no estará más en el hielo en lo que reste de la serie final.

Después de eso fue un juego tenso y rudo, a pesar de la amplia ventaja que terminó consiguiendo Boston. Los dos equipos acumularon 145 minutos de penalidad en este partido, el segundo más penalizado desde que Montreal y Calgary sumaron 176 minutos en un partido de la final de 1986, serie que tuvo otro partido de esta naturaleza en el que Canadians y Flames acumularon 126 minutos de castigo.

Pero a pesar de lo anterior, los Bruins masacraron a los Canucks, al grado que tres de sus ocho anotaciones fueron en tres disparos consecutivos a la portería. Para Roberto Luongo, portero de Vancouver, fue una pesadilla este juego, pues en los dos primeros en la casa de su equipo recibió solo un par de anotaciones y el lunes le metieron ocho, siendo el primer portero que recibe esa cantidad desde Bob Froese, de los Philadelphia Flyers, en el quinto y definitivo juego de la final de 1985 de parte de Edmonton, que ganó 8-3.

Fue la segunda ventaja más amplia en un juego de Copa Stanley desde que Colorado derrotó 8-1 en la final de 1996 a Floirda por el mismo marcador en el segundo partido. Desde 1927 solo ha habido otro encuentro de Copa Stanley con un margen mayor y fue cuando Pittsburgh derrotó 8-0 a los Minnesota North Stars (franquicia ahora en Dallas) en 1991. El quinto partido de la final de la NHL, la Copa Stanley 2011 esta tarde a partir de las 18 horas locales por Sky (19 horas Centro de México/20 horas Este de EUA).

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!