Uncategorized

Parecía Sencillo

Parecía que Lakers y Hornets tenían todo resuelto, ambos iniciaron las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA ganando los dos primeros juegos. Jazz y Spurs no fueron mucho problema y parecían tener todo en contra. Utah y San Antonio resucitaron y empataron.

Duncan fue el pilar para que los Spurs pudieran empatar a Nueva Orleans, con 22 puntos, 15 rebotes y 4 bloqueos en el cuarto duelo. Ese juego dolió a los Hornets más de lo que imagina, volvió a aparecer el fantasma de la eliminación en la primera ronda que tanto los ha hecho sufrir a lo largo de su historia en la liga. Antes los echaron fuera, en esa instancia, Nueva York(1993), Chicago(1998), Milwaukee(2001) y Nueva Jersey(2002).

Ese partido sirvió para que Robert Horry, de San Antonio, llegara a 237 juegos de playoff en su carrera, empatando al legendario Kareem Abdul-Jabbar en el primer lugar de todos los tiempos en ese departamento. Horry ha estado en 16 postemporadas y nunca su equipo ha sido eliminado en primera ronda. Creo que seguirá sin experimentar esa forma de eliminación.

Deron Williams fue el que permitió que el Jazz ganara su cuarto encuentro ante los Lakers, a pesar de 33 puntos de Kobe Bryant, para cambiar el panorama de lo que parecía una serie dominada por el equipo angelino. Con 29 puntos y 15 rebotes, Williams guió a Utah al triunfo. El quinto partido de esta serie será el miércoles de esta semana y creo que aunque los Lakers tomarán ventaja, es muy posible que haya un séptimo partido para ver quién va a la final del Oeste.

Este martes será el quinto duelo entre Spurs y Hornets, y lo más probable es que los texanos tomen una delantera irreversible. Ese día también juegan Detroit y Orlando, serie en la que quizá manden hoy mismo de vacaciones a la Magia.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!