Beisbol,  EDUARDO ALMADA,  Historia

PASANDO LA BOLA. Por: EDUARDO ALMADA

http://janeheller.mlblogs.com/Jeter-1.JPG

SEPTIEMBRE 14, 3009

EPITOME DE RESPETO

CRECIENDO

MADURANDO

De 8 años apenas, le dijo a sus padres: «Voy a ser short-stop de los Yanquis». Desde entonces se trazó la meta Derek Jeter, en estos momentos jugador emblema del béisbol y el único, que seguramente la gran mayoría de la afición así como público en general, confiamos en él. Ha de ser producto del refrán: «Recibirás mas lo que das».

No podemos asegurarlo; pero tenemos la impresión que en la actualidad es el jugador que ha dado al rey de los deportes. Fue firmado por los Yanquis en 1992, como la 1ra. selección, aunque el 6to. de la 1ra. ronda. Antes fueron escogidos Phil Nevin (Astros), Paul Shuey (Indios), B. J. Wallace (Expos), Jeffrey Hammonds (Orioles) y Chad Mottola (Rojos) no solo considerados superiores sino muchos mas de esa ronda. Hubo muchos expertos que criticaron a Nueva York, sobretodo cuando los Mets en el 9no. lugar seleccionaron al prospectazo, Preston Wilson. Pero ya, desde entonces, algo había entre los Yanquis y Derek; de hecho, desde antes como habrá notado.

http://imagesource.art.com/images/-/Derek-Jeter-Rookie-Series-Limited-Edition---Photofile-Limited-Edition-Photograph-C11837076.jpeg

Acababa de graduarse de preparatoria, Central High School de Kalamazoo, Michigan, lo que hacía mas arriesgada la decisión. Tuvo necesidad de dar 2 hits el último día de su 1er. temporada de novato, para promediar arriba de .200 (.209). Cometió 21 errores en solo 58 juegos. Parecieron pocos cuando fueron la friolera de 56 en 128 al año siguiente. La mayoría en tiros, que algunos sostienen ser imposible de corregir al considerar que se nace siendo buen defensivo. Sea que se trata de Derek, venció no solo ese obstáculo sino cualquiera que ha enfrentado convirtiéndose en un protagonista que suele estar en el lugar exacto, para hacer la jugada definitoria del momento mas crítico del partido; en especial si es playoff o Serie Mundial. ¿Cuantas veces lo hemos visto? Estuvo y está lejos de ser un portento de facultades; mas bien un tipo como Pete Rose entre quienes la superación parece ser común. Que injustos seríamos: es la única forma que saben vivir. Cierto, Rose sufrió un desvío por el cual jamás dejará de pagar en su vida.

http://www.fantasysportshero.com/fantasy/baseball/derek-jeter/derek-jeter.jpg

Entre cada escándalo que caracteriza a la Ciudad de Nueva York, idem los Yanquis, su nombre jamás aparece. Argumentarían unos que no tiene vida privada; ¿sabe de ella? En efecto, es un mundo imperfecto y se han dicho unas cosas, de las cuales ni siquiera ha tenido que responder. Se convierte en el miembro del club con mas hits (2,727), pasando al prototipo de la entrega, honestidad, responsabilidad y caballerosidad: Lou Gehrig (2,721), quien en su tiempo vivió a la sombra de Babe Ruth. ¿Está Jeter a la sombra de Alex Rodríguez?

http://www.yoursportsmemorabilia.com/shop/images/derek-jeter-wfw-400a053007.jpg

De 27 súper estrellas con 3,000 o mas hits, ninguno es identificado principalmente con los Yanquis. Quizás Dave Winfield, que no le agrada la idea. ¿Sabe que el líder de los Mets, en la historia es Ed Kranepol, con 1,418? De 35 años como Jeter, Pete Rose terminó el rol de 1976 con 2,654 imparables; se retiró con 4,256, mas que cualquiera sin importar uniforme. Rickey Henderson dejó de jugar luego de anotar 2,295 carreras; pero en 1994 finalizó con 1,682 cuando había cumplido 35 años. Jeter sumaba hasta ayer 1,568 faltando 19 juegos del calendario 2009. Al margen, Babe Ruth anotó 1,959 con el uniforme de las franjas y todavía es el número 1. Bueno, esto es acerca de Derek Jeter quien, ¿podría ser el mas grande del club de todos los tiempos? Por cierto, ganó 3 Guantes de Oro consecutivos entre 2004 y 2006. Vaya cambio de aquel niño de sueños guajiros. ¿Irá ser de los mejores de la historia, en general? Es imposible saber; pero de lo que no hay duda, jamás demostrará falta de respeto… MUCHAS GRACIAS
edalmada@pasandolabola.com

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!