Beisbol,  EDUARDO ALMADA,  Historia

PASANDO LA BOLA. Por: EDUARDO ALMADA

http://hispanic-tv.jumptv.com/images/2008/08/15/aym_beisbol_lmb_03_baja.jpg

JULIO 28, 2009

LOS VIAJES ILUSTRAN

GIGANTESCO RETO

TORRES DE BABEL

Con mas de 80 años de experiencias, vivencias, records, Juegos de Estrellas, Series Finales y lo que conlleva el desarrollo de talento como producción de estrellas, la Liga Mexicana de Béisbol es un ejemplo. A sus directivos e inversionistas debemos admirar y agradecer que nos surtan con tan bello espéctaculo, aparte de reconocer el esfuerzo y enorme riesgo que experimentan. No hay duda y vaya una magna felicitación. Ahora bien, que aprovechen de tal tradición, es otra cosa.

Después de conducir 4,200 kilómetros, visitando 5 plazas norteñas para 7 juegos, la información recabada con anterioridad toma un valor mas grande, al vivir, ver, cuestionar, analizar y digerirlo. Por décadas, nuestro béisbol ha sido extraordinaria fuente de pitcheo; no así aporreadores ni velocidad en cualquier departamento. No ha cambiado; pero la pregunta sería, ¿han intentado, trabajado y de que forma? La respuesta es obvia: no, ya que en tanto tiempo debió haber sido reparado. Se ha hecho en otros países. En México, la idiosincracia es diferente. Es mas, prueba fehaciente es el sistema político nacional que hoy en día comparten varios partidos, con el mismo juego salvo ciertos ajustes. Sin embargo, ¿debemos renunciar? Debemos remar. Es la responsabilidad para contribuir, aunque con un grano de arena.

http://pics.blameitonthevoices.com/032009/financial_crisis_piggy_bank.jpg

Cuando la Gran Carpa pasaba por un momento crítico, en los 70’s y 80’s, fue un reto gigantesco poner orden. George Steinbrenner, en especial; pero también Ted Turner, la familia Busch, los O’Malley y otros poderosos capitales vertían sus pasiones sin freno, por lo general. Como en las antiguas rocolas, la moneda fue “cayendo” para tocar de forma armoniosa en distintas plazas. Aquel constante estire-afloje empezó a ser mas acorde, a pesar de que los Yanquis contaban con mayor fuerza, supuestamente que la mayoría unida. De topes, como los cimarrones, quebraron muchas puntas y ni se diga al irse convirtiendo el sindicato en el mas poderoso del orbe. No obstante, se logró que el consenso tomara las riendas, separando el terreno de juego del interés en las oficinas y siendo que la época dorada de las Ligas Mayores se vivió décadas atrás, la era millonaria está pujante: nunca han ganado tanto dinero, ni dueños ni jugadores en la historia de las Grandes Ligas como ahora; sin comparación.

http://2.bp.blogspot.com/_iYn6XY_ATDw/SO4bY74eKMI/AAAAAAAAAVQ/hMw_3sClStE/s320/foro+sol

El béisbol mexicano vive tiempos críticos. Que desaparezca no es probabilidad sino que retroceda mas. Emporios televisivos han sido culpados, por su predilección hacia el fútbol. Es una postura parcial en varios sentidos, porque la realidad es que el lío de fondo radica en cada deporte; no solo el béisbol. Si verdaderamente buscan soluciones, los directivos que son hombres tremendamente exitosos en sus empresas, con excepción del rey de los deportes como ejemplo, habrán de entender que el uso de bats, guantes y bolas no es exclusivo del jugador; pero mánagers y coaches dirigen el juego. Debe haber una lucha sin cuartel en el campo o sobre el diamante; no en las oficinas ya que reina el caos. Quien toma decisiones deber hacerlo no solo por enaltecer su orgullo sino también por la industria, país y afición-población que añora. No puede seguir jalando solo para un bien personal. La disciplina es característica del atleta, equipo y/o selección triunfadora. Entre la gente de pantalón largo es precisa la comprensión, absoluta; no relativa. México no destaca mundialmente en deporte alguno, colectivo, no solo porque el tricolor -profesional- ignora como. Simplemente es un modus vivendi. ¿Ejemplos? Son palpables donde quiera; pero reciente es el caso Tijuana. Y Chihuahua no anda lejos; excepcionales Torres de Babel, desde los cimientos… MUCHAS GRACIAS
edalmada@pasandolabola.com

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!