Uncategorized

Pescado Zarandeado(¿Greenpeace al rescate?)

tiburones.jpg 

Texto enviado por José Luis Pérez

El dolor más grande para alguien que recibió ocho goles no es exactamente en sí el resultado, sino la vergüenza y el señalamiento de la gente a la que se le falló con ese tipo de espectáculo.

Lo que sucedió en el encuentro entre Pumas y Veracruz no es sólo una tarde más en el futbol mexicano. Esa parece ser más la confirmación de que muchos planteles no cumplen con los requerimientos para estar en la Primera División.

Los Tiburones Rojos están al borde del precipicio y no dan señales de vida. Son último lugar en la tabla de porcentajes y su existencia dependerá del nivel del Puebla y una catástrofe en Tigres.

Ahora, la gran pregunta es ¿quién podrá defenderlos?, pues no se ve cómo salga avante de tan dura empresa el conjunto veracruzano.

Causa tristeza ver a gente tan interesante y de gran trayectoria en el futbol mexicano como Rafael “Chiquis” García, Carlos Cariño, Cesáreo Victorino, Omar Briceño, entre otros, batallando por mendigar puntos, sin contar que buenos jugadores como el culichi Jaime Ruiz no tienen participación.

De Pumas, sólo se puede decir que aprovechó la situación, pues echar campanas al vuelo tras la goleada sería una irresponsabilidad total.

América, por otro lado, levantó más suspicacias que nunca con un triunfo apretado con un plantel digno del Socio Águila, frente a un Necaxa al cual sólo le faltó colocar una hamaca en la portería para representar la flojera con la que jugaron. Westerhof y compañía dieron un espectáculo deplorable frente a un equipo azulcrema, que piensa más en la Copa Sudamericana que en sus posibilidades dentro del torneo local.

Ahora, los de Coapa ya están dentro del repechaje y lo único que les queda es esperar a saber qué les depara el futuro dentro de sus próximos compromisos.

Ahora que se habla mucho de la probable salida de Omar Bravo al futbol español, Andrés Guardado hace de las suyas y sigue marcando diferencia en El Deportivo La Coruña, donde ya lleva tres anotaciones durante la temporada. A pesar de que su equipo está mostrando muy poco y, por lo visto, sólo buscará no descender, Guardado hace méritos para que un club de los llamados “grandes” se fije en él, ya sea para este mercado invernal o para los fichajes de verano.

Bravo podría ser el compañero de Andrés en el ataque de La Coruña, pues en breve terminará su contrato con las Chivas Rayadas del Guadalajara y buscará colocarse en el extranjero. El mochitense ya tiene como mala experiencia su fallida salida hacia el Rácing de Santander.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!