Uncategorized

Previo Super Tazón XLII

sb_xlii_logo.gif

Los Patriots están donde muchos esperaban, pero los Giants llegaron mucho más allá de lo que algunos les concedían. Tanto ProFootball Weekly como Sporting News, en sus ediciones especiales previas de la temporada 2007-08 de la NFL, daban como pronóstico al equipo neoyorkino una marca de 6-10, mientras a Nueva Inglaterra le asignaban el título, sin discusión, de la división Este de la Conferencia Americana. Los dos disputarán el Super Tazón en unas horas más.

Nueva York perdió sus dos primeros juegos y todo indicaba en ese momento que los negros augurios serían realidad, pero después llegaron seis triunfos en fila, racha que incluyó victorias sobre Washington, Filadelfia y los Jets, entre otros equipos. Ahí muchos voltearon a ver al equipo de Coughlin, algunos con dudas, otros, los menos, con mucha certeza de que la tropa dirigida en el campo por el menor de los hermanos Manning tenía poder para más.

Nueva Inglaterra es otra historia, comenzó su campaña con un triunfo sobre los Jets y luego llegó el escándalo del espionaje, que por cierto promete ponerse más complicado al involucrarse hace unos días un miembro del Congreso estadounidense, que quiere que se aclare mejor de lo que la NFL lo hizo en su momento. Triunfos claros sobre San Diego, Cleveland, Dallas, Washington y Pittsburgh, además de un par de victorias dramáticas ante Baltimore y Filadelfia, diluyeron el asunto de los espías y permitieron comenzar a soñar en grande al equipo de Belichick, cumpliendo unos de esos sueños al vencer en la última jornada regular a los Giants, no sin pasar poco más de tres cuartos sufriendo más de lo esperado.

La postemporada para Nueva York fue una sucesión de sorpresas, pues hilvanó tres victorias como visitante ante campeones divisionales: Tampa Bay, Dallas y Green Bay. Ya no había dudas, los Giants eran un equipo de élite y con fuerza para sorprender y vencer al que sea.

Los Pats navegaron tranquilos su camino al Super Tazón, primero derrotando con claridad a Jacksonvile y luego a San Diego, dos potencias que de haber estado en la NFC hubieran tenido otra suerte. Ahora la duda era sólo si harían o no la temporada perfecta.

Esto último muchos lo desean, sería ver historia viva y muy difícil de volver a ver quizá en décadas. Otros no quieren que ocurra, la victoria de Nueva York sería un hecho cargado de morbo muy difícil de despreciar hasta para el más frío y calculador.

¿Es posible? Si, al menos potencialmente, pero mejor vayamos a los hechos. Por principio de cuentas, si los Pats encontraron la manera de ganar 18 veces antes en esta campaña no veo por qué no puedan hacerlo de nuevo, a pesar de la ley de probabilidades que los acercan cada vez más a la inevitable derrota que deberán sufrir un día, que no creo que sea hoy precisamente.

Brady es mucho mejor que Manning y con un extra intangible que puede se una diferencia más que definitoria: la experiencia. No me imagino como reaccionará el hermano de Peyton si lo capturan un par de veces en sus primeras ofensivas, pero todos sabemos como reacciona Brady cuando lo presionan y hasta cuando tiene un mal día, como en el juego ante San Diego por el título de la AFC, donde lo interceptaron varias veces y aún así llevó a Nueva Inglaterra al triunfo.

En el ataque terrestre, Maroney ha respondido y aunque Jacobs está jugando igual muy bien, no creo que el primero sea menos de importante para la ofensiva de su equipo.

Las unidades de receptores no presentan dificultad para ver cuál de las dos es mejor, y aquí no creo que haya punto de discusión: Nueva Inglaterra con hombres como Welker, el multifuncional Faulk, y los estupendos Stallworth y Moss, supera por mucho a sus similares con uniforme de los Giants.

Y cuando revisamos las líneas ofensivas no podemos menos que ver que la de los Pats es increíblemente buena, gracias especialmente a Light y Koppen, mejor que la eficaz línea que defiende a Eli Manning.

En la defensiva, podría tener cierta ventaja en la línea frontal el equipo de Nueva York, con Strahan, Umenyiora y Tuck, pero en la línea de apoyadores los Pats están de lujo, a pesar de la veteranía de Vrabel, Bruschi, Seau y Thomas, a quienes sólo puede igualar Pierce entre los apoyadores de los Giants. La defensiva profunda es mejor en el caso de Nueva Inglaterra con tipos como Samuel, Hobbs y Gay, aunque los Giants tienen lo suyo con Wilson y Webster.

En equipos especiales los veo muy parejos, igual que en el talento en su staff de coaches, pero creo que otra vez el despiadado Belichick vencerá al genial Tom Coughlin.

A pesar de las diferencias, creo que será un juego muy reñido, por lo que el marcador deberá señalar al final una ventaja para los Pats, pero no mayor a 7 puntos. El tiempo dirá la verdad.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!