RENÉ VILLARREAL

Propósitos en Año Nuevo

rene-villareal.JPGTexto enviado por Iván René Villarreal Sánchez. Nutriólogo y Entrenador Fisicoconstructivista

Todos en estas fechas, hacemos propósitos de año nuevo, nos sentamos a meditar y platicar con nuestros seres queridos, lo que haremos entrando el año, algunos de estos propósitos son: de amor, otros monetarios, escolares, alimentarios y deportivos, en esta ocasión solo tocaremos los propósitos alimentarios y deportivos.

Las críticas que se harán en el tema, lo hago sin faltar al respeto de todos nuestros lectores solo trato de expresar lo que mi experiencia en este ámbito me ha dado, con la mayoría las personas en esta sociedad.

Propósitos alimentarios: Inmediata y automáticamente, pensamos en la palabra dieta, nos auto decimos que seremos “valientes” que soportaremos toda clase de vicisitudes con respecto a ello, que aguantaremos el hambre y toda clase de problemas que conlleve un sacrificio de esta enorme magnitud, con el propósito de estar para semana santa, como estrellas de cine o modelos, sin pensar en los efectos colaterales que resulten de nuestra supuesta valentía. Lo mas gracioso de esto, que nos los decimos a nosotros mismos como si fuese muy en serio, que llegaremos a la meta, y al cabo de una semana a un mes, terminamos abandonando la famosa y súper sacrificada dieta, ganando no un cuerpo deseado, si no unos kilos de más, y en lugar de un abdomen de lavadero, ganas uno de lavadora y de dos tinas con todo y ropa, ocasionado gracias al efecto de rebote, por llevar la famosa dieta. (Para saber más del tema de las dietas, lee mis artículos anteriores).

Al ver que fracasamos en nuestros propósitos, no nos damos por vencidos decimos que es el primer round, que le quedan un par de semanas antes de la santa, e inmediatamente buscamos los famosos milagros llamados como alternativos, y hacemos lo que a continuación mencionare:

elin20nordegren2008.jpgYesoterapia, chamarras térmicas, saunas, plásticos (papel contac), etc. Al hacer estos métodos patéticos y patológicos, estos nos dan un aspecto mas que elegante deportivo, nos hacen parecer tamales mal amarrados y solo logran conseguir deshidratar el cuerpo, catabolizar el músculo (destruirlo), y provocar una oncomicosis severa, por no quitarse en varios días las famosas fajas, y la perdida de tejido adiposo (grasa) es tan solo un .000001% aproximada mente.

Medicamentos. Consumimos estos medicamentos entre pastillas y jugos milagrosos sin moderación, en realidad si son milagrosos por que es un milagro que a veces continúes con vida(¡jejejeje!), lo que hacen estos medicamentos es de “no absorber grasa” y que se eliminen por las eses, provocando una patología denominada enfermedad celiaca o mal absorción, es decir arrasas con las vellosidades intestinales, estas son vellosidades son las encargadas de absorber los nutrimentos y como no hay forma de absorber los nutrimentos, caemos en un estado de anemia severo.

Cremas y jabones reductores. Esto no nos recude ni un centímetro de cintura, aparte de quitarnos nuestro dinero, nos quita las personas a nuestro alrededor, pues la mayoría de las cremas tienen un olor característico a tomate podrido, y entre los jabones y cremas, nos dañan la piel, gastando no solo en estos productos si no también en médicos dermatólogos.

Posteriormente pondré este tema en la Web hablando ampliamente de ello.

Propósitos deportivos: Hablando de deporte para estar en forma (¿de que? quien sabe pero desean estar en forma), para este caso las personas que solo se desean correr para quemar grasa, no se hacen una valoración previa con médicos especialistas y ni si quiera buscan ayuda de entrenadores deportivos, cometiendo graves errores como estos:

No se hacen pruebas médicas, no saben si padecen de alguna enfermedad cardiaca, no saben nada respeto a su presión arterial, o antecedentes patológicos (enfermedades) que les perjudiquen hacer ese tipo de ejercicio por no hacerlo correctamente, o si su sobre peso les perjudicara en sus rodillas, tobillos, etc.

Falta de calzado y ropa adecuada. Con el primer rayo de sol, tomamos el calzado y ropa que este a la mano, y en ocasiones nos envolvemos en los plásticos que mencione antes, para así, según la creencia, entre más sudo más elimino grasa. El calzado y ropa adecuada es importante, pues nos mantiene frescos, favoreciendo a transpirar correctamente y evita lesiones.

2780.pngNo solo no corremos con la biomecánica, ni respiración adecuada, pensamos que entre mas rápido corramos y entre mayor sea el tiempo haciéndolo es mejor, no respetamos ni técnica de correr, respirar ni mucho menos nuestros latidos cardiacos.

Para el gimnasio los errores son: Nos encanta no pedir asesoria como la que mencione para correr, duran hasta de 2 a 3 horas entrenado (sin incluir la hora de cardio), aparte de que se suben a los aparatos, poniéndole todo el peso (en el caso de los hombres) para tener los músculos playeros (pecho, brazos y abdomen) al cien por ciento para la playa, solo terminan lesionados y sin un centímetro de músculo que pretendían ganar y lucir en la playa, también usan fajas milagrosas; aunado a que consumen proteína en cantidades enormes, con la finalidad de aumentar de peso, y consiguen hacerlo, pero solo de grasa y no de músculo.

El caso de las mujeres es un poco mas difícil su situación, pues duran hasta 2 a 3 horas entrenado en el área de fisicoconstructivismo (pesas) y luego toman dos clases fitness, como sipnning y zumba (por mencionar algunos) y rematan con una hora de bicicleta, caminadora o escaladora, dando un total de 5 a 6 horas diarias en el gimnasio.

Terminan (los hombres y mujeres) sobre entrenados, lesionados, deshidratados por las fajas, apestosos por las cremas reductoras y con una actitud negativa hacia la vida, abandonan el gimnasio y por ultimo se dan por vencidos, en algunas ocasiones se realizan practicas aberrantes como las operaciones para reducir el estómagos, esta practica no solo es costosa, si no también puede ser fatal.

En resumen. ¿Como logar estar en forma para esas fechas? Es súper fácil, por que no es un sacrificio, si no todo lo contrario, hacer un plan alimentario correctamente, elaborado por un experto, realizar ejercicios, ya sea dentro o fuera de los gimnasios, con ropa y asesoría adecuada.

Lo mas importante es saber que Roma no se hizo en un día y que los milagros no existen, nuestro cuerpo no cambia como por arte de magia (no somos caricaturas); hacer todo con tiempo adecuado, bien planificado y recordar que no nada mas en semana santa tenemos que lucir bien; hay tiempo de sobra, somos lo que comemos, solo hay que tener las ganas para poder lograrlo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!