Uncategorized

Cerdos en acción

a082b2.jpg 

Texto enviado por José Luis Pérez 

La memoria del futbol mexicano no deja de ser rencorosa, y guarda los peores sentimientos en lo más recóndito de su ser. Tiene el alma dañada de tanto odio y de tan poca tolerancia.

Jorge Vergara, quien además de ser un patán en Chivas lo es como miembro de la Comisión de Selecciones Nacionales en la Federación, señaló que hay un “veto” impuesto hacia los mexicanos del Stuttgart, Pável Pardo y Ricardo Osorio, tras haberse despedido antes de tiempo del Tri cuando terminó la Copa de Oro.

Tal parece que esos “rencores”, le hacen más daño a la Selección que a los mismos jugadores. En los años recientes, este sentimiento se dejó sentir en el futbol mexicano con más fuerza, dejándonos solamente frustración, coraje y un poco de pena por las situaciones tan embarazosas que empañan a nuestro balompié.

Hugo Sánchez y Ricardo La Volpe son maestros en la materia. El argentino se acordó de los malos momentos con Cuauhtémoc Blanco cuando eran rivales con Atlas y América, respectivamente. No soportó la presión de medios de comunicación y aficionados y, queriéndose hacer el valiente, dejó fuera de la Copa del Mundo al delantero águila, cobrándose un poco de venganza por las actitudes del “Temo”.

Además, el propio La Volpe vivió una encarnizada lucha de rencores con Hugo, los cuales se remontan desde su época de jugador. Fueron años de verdadera asquerosidad auditiva esperando que alguno de los dos tomara madurez y pidiera perdón.

Ahora, Hugo tomó la sartén por el mango y decidió “darles cuello” a Pardo y Osorio, quienes pocas veces fueron del agrado del Pentapichichi.

Y estos dos jugadores se pueden agregar a una larga lista de muchos que no verán acción en el Tricolor mientras esté Sánchez en el timón, así como de los “non gratos” en el corazón del timonel azteca, donde aparecen personajes como Miguel Mejía Barón, el mismo La Volpe, entre otros.

El gran problema es que la Federación no haga nada al respecto. El mismo organismo rector del futbol en México es parte de esos sentimientos vengativos, los cuales experimenta desde que fue creada.

Un sin fin de directivos fueron “cepillados” sin piedad, solamente por no convenir con los intereses de quienes controlan el balompié. Tal es el caso de gente como Enrique Borja, Enrique Fernández y de más, quienes fueron parte de complots para acabar con su buena imagen ante la opinión pública.

Pardo se dice tranquilo tras el anuncio del veto, mientras que Osorio no declaró nada aún. Pero las entrañas del Tricolor está resquebrajadas ante la desafortunada conciencia de Hugo y sus directivos hacia lo que no alimentan su ego.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!