Boxeo,  RICARDO GONZÁLEZ

Round 12. Por: Ricardo González

http://cache.daylife.com/imageserve/0bJ8dBrf4P06U/610x.jpg

Apenas inicia el 2009, y el boxeo ofrece con la mega pelea entre Antonio Margarito y «Sugar» Shane Mosley, el 24 de enero una confrontación que podría ser desde ya candidata a «Pelea del Año». Margarito es el mejor welter del mundo y Mosley un seguro miembro del Salón de la Fama que tienen buenos rounds todavía dentro de él.

El único parámetro en común entre estos dos gladiadores es que ambos se midieron recientemente Miguel Cotto, y mientras Mosley sucumbió por decisión unánime en noviembre de 2007; Margarito logró un espectacular nocaut que acabó con el invicto del boricua en una pelea inolvidable en julio del 2008.

Hasta aquí todo bien, pero pensar que Margarito debe destruir a Mosley porque antes venció a Cotto es faltarle al respeto al boxeo y al sentido común. Margarito va a subir como favorito, pero por otras razones.

Mosley, quién venció dos veces a Óscar De La Hoya cuando el «Golden Boy» estaba en su prime, es reconocido por su extraordinaria movilidad sobre el ring y la velocidad y precisión en su golpeo, y aunque tiene suficiente poder para noquear, su pegada no compite con la de Margarito.

http://pro.corbis.com/images/42-16509414.jpg?size=572&uid=%7BFB4AB892-8B8F-4CAA-8BD8-E20A2B7E9AB6%7D

En el caso del mexicano, es un boxeador sin secretos. Sólo saber caminar hacia adelante, tiene una defensiva limitada pero la compensa con una potencia física, resistencia, condición y pegada sobrenaturales. Simplemente Margarito es el más fuerte sobre el ring.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Por qué Coto pudo derrotar a Mosley y no a Margarito que en teoría es más lento y por lo tanto un blanco más fijo y fácil?. La respuesta es sencilla, Cotto es mejor boxeador que Margarito en casi todos los sentidos, es mejor caminando en el ring y siempre supo como cortarle los caminos a Mosley obligándolo a entrar al intercambio donde sabía que tendría la ventaja en su pegada que lo terminó llevando al triunfo.

Ante Margarito, Cotto no tuvo que seguir a Margarito, estaba muy preocupado huyendo de los puños del imponente campeón mexicano, pero no queda claro si el «Tornado de Tijuana» tendrá en sus piernas la capacidad de convertir a Mosley en un blanco estable para sus demoledores puños.

Finalente, el frenético ritmo de pelea y la fuerte pegada del mexicano deben inclinar la balanza a su favor y hasta podría ser el primero en noquear a uno de los mejores peleadores de nuestra época. Sonó la campana.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!