Futbol Soccer,  Medios de Comunicación

Sendo Cachetadón

http://www.dimedia.es/tienda/images/futbol.jpg

La verdad incomoda es que el futbol mexicano es menos que el de otros dos países del continente americano: Brasil y Argentina.

Si, al equipo brasileño le ganaron los del equipo de Ego Sánchez por la buena, sin duda y sin discusión, incluyendo un golazo de Nery Castillo, de quien muchos dudaban, como si su experiencia en la liga griega(de donde salió la selección que ganó la Eurocopa más reciente, no lo olvide) y la Champions League fuera despreciable. “Al cabo aquí se juega más fuerte y con más calidad” decían los patrioteros baratos, con una cosmovisión tan pequeña como su inteligencia, que en éste país abundan por desgracia.

Pero ante Argentina fue otra historia, la falta de roce con los grandes(pero no de vez en cuando, sino cada fin de semana, en cada partido) fue la diferencia. Si el superinflado Oswaldo Sánchez enfrentara cada semana a jugadores del nivel de Messi, éste no se lo come como lo hizo. Pero el “simpático”(¿recuerda cómo trató de lesionar a Landon Donovan?) portero dejó claro que es un grande, pero en nuestra liga y ante “delanteros contundentes” como el Kikín(¿habrá otro sobrenombre más cursi?), el Bofo, el fino y respetuoso Cuaúhtemoc Blanco y linduras de ese tipo.

El tuerto en tierra de ciegos es el rey, y así son la mayoría de los jugadores de la selección mexicana, salvo los “europeos” como Salcido, Pardo, Márquez, Castillo y Osorio, lista que ojalá muy pronto aumente con un Andrés Guardado bien instalado en el futbol español.

Ya es hora de que los jamaicones reciban lo que merecen, ser grande en el futbol mexicano no es nada para asombrarse, lo realmente notable es salir, enfrentar y acoplarse a otra cultura y triunfar. Y de eso sabe mucho Hugo Sánchez, ojalá pueda transmitirlo a sus jugadores y los convenza de irse a otras ligas y dejar de ser mediocres con disfraz barato de ganadores.

Igual que por favor dejen los comentaristas de ser tan soberbios, que dejen de creer que nos pueden engañar. Luis García, uno de los yuppies que se dicen cronistas deportivos enTV Azteca, dijo que los argentinos, especialmente Messi y Riquelme, al anotar sus goles, habían sido irreverentes ante Oswaldo Sánchez. ¿Qué? Que diga que le deben Messi, Riquelme y el resto del equipo argentino al portero mexicano. García, en su enorme petulancia, olvida que esos jugadores nacieron en un país y jugaron o se dieron en un futbol que ha visto a grandes porteros, mejores que el del equipo mexicano, y por mucho, aunque me crea malinchista. Y algunos que García debería recordar son Hugo “Loco” Gatti y Ubaldo “Pato” Fillol.

Que el sendo cachetadón que Argentina le dio al equipo mexicano sirva de algo.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!