Basquetbol,  Historia,  Juegos Olímpicos,  SLAM DUNK

Slam Dunk: Dream Team 1992, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Dwight Howard, Jeremy Lin

-Equipo Irrepetible.

Presa Muy Deseada.

-¿Perdieron los Knicks?

DREAM TEAM 1992. Hace apenas unos dìas Kobe Bryant comentó que el equipo olímpico estadounidense que participarà en Londres 2012 era tan buen como el que jugò en la edición olímpica de Barcelona 1992. Obvio, le llovieron las crìticas, pues su afirmación dista de ser acertada, aunque màs de uno cree que tiene razón, pero sin duda el equipo actual tiene calidad de sobra, como aquel Dream Team Original.

Creo que Bryant se equivocò porque aquel legendario equipo tenía no solo muchos (con excepción de Christian Laettner) futuros miembros del Salòn de la Fama, sino elementos que cambiaron la historia del basquetbol, la NBA y hasta la perspectiva de los mismos Juegos Olìmpicos. Y voy a tomar solo tres de aquellas leyendas para explicar lo que digo: Michael Jordan, Larry Bird y Earvin “Magic Johnson.

Sobra decir mucho sobre Jordan, pero vale la pena recordar para los màs jóvenes y para quienes no lo vieron en activo, que fue no solo el mejor jugador de su época, sino el mejor de la historia, rebasando las fronteras geogràficas de la NBA para convertirse en su momento en el atleta màs famoso e influyente del mundo, por arriba de Maradona y Mike Tyson, dos deportistas con los que compartió su momento en la historia. Y honestamente no veo a nadie en el equipo olímpico estadounidense de basquetbol actual con la màs mínima esencia de lo que fue Michael Jordan.

Bird y el Magic fueron iconos de su tiempo por muchas  razones. Concluyeron su vida universitaria enfrentándose en el juego por el campeonato del Final Four de 1979, el primero con Indiana State, el segundo con Michigan State. Johnson resultò ganador y con ello le dio un gusto a la comunidad afroamericana, a la que representò involuntariamente en un momento en el que la lucha por los derechos civiles estaba aùn fresca. Bird representaba al estadounidense Red Neck, el hombre humilde de campo, que en este caso conquistò lo que le parecía ajeno y lejano totalmente.

La rivalidad del Magic y Bird se trasladò a la NBA a partir de la temporada de 1979-80, el primero con los Lakers y el otro con los Celtics, y otra vez se situaron en extremos, uno en el Oeste y otro en el Este, uno con el equipo de California, que simbolizaba la fiesta y el relax, el otro con el equipo de la tradición màs fuerte y el lado estadounidense conservador que veìa con desconfianza a los fiesteros del Oeste. Y asì dominaron ambos los años 80, disputando con sus equipos entre si grandes series finales.

Ahora dìgame quièn del equipo actual de los Estados Unidos tiene el tamaño, acaso de la sombra, de Michael Jordan. Y quiènes de esos doce tienen una rivalidad deportiva y sociocultural como la que sostuvieron el Magic Johnson y Larry Bird. Nadie, por supuesto, ni en el mejor de sus días. Por eso Kobe Bryant se equivocò en comparar y equiparar al Dream Team Original y la versión presente, que también es un equipo de ensueño, pero muy lejos de aquel convertido en leyenda desde 1992 y para siempre.

TELENOVELA EN ORLANDO. Dwight Howard sigue siendo polémica, le queda un año de contrato con el Orlando Magic y ya anunció que buscarà la agencia libre. Obvio eso es lo que impide a muchos equipos ofrecerle al del sur de Florida un buen paquete de jugadores a cambio del gran poste. Nada les asegura que aceptarìa una oferta de largo plazo al tèrmino de su contrato, pues sabe Howard que podría lograr un contrato de muchos años y cientos de millones de dólares si se pone a escuchar ofertas.

Por lo pronto parece que los Lakers son los màs interesados, pues saben de su poder financiero y atractivo por estar en una de las zonas geográficas que a Howard convendría para jugar muchos años, por la enorme potencialidad publicitaria que hay en Los Àngeles, apenas atrás de Nueva York en ese sentido, lo que podría convencer a Superman de escuchar una buen oferta antes de pasar a la agencia libre. El tiempo dirà y muy pronto.

LINSANITY EN HOUSTON. Para muchos, los Knicks cometieron un error al no firmar a Jeremy Lin por varios años, lo que si hizo Houston, sin embargo, creo que Nueva York no se equivocò, pues nadie asegura que Lin será el mismo de antes de su lesión y menos si no fue lo que llaman flor de un dìa, es decir, se apagarà y será un lastre financiero durante años. Creo que los Knicks ganaràn màs que los Rockets a largo plazo.

Hasta el Jueves. Gracias.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!