• Automovilismo,  BATEADOR EMERGENTE,  Beisbol,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Soccer,  Historia,  Juegos Olímpicos,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    EL FANÁTICO: Exitosos Pilotos Mexicanos; Saturación de Futbol Soccer; Una Leyenda de MLB

    *Momento Supremo del Motor Mexicano–**Saturación de Patadas–***Recordando a una Leyenda de MLB

    Si te gusta este texto, puedes copiar el link y compartirlo en Redes Sociales. Si quieres anunciarte con nosotros, mane un email a gerardo.osornio@gmail.com

    PREGUNTA DEL DÍA: ¿Qué fundador de una de las marcas automovilísticas más famosas del mundo murió en una carrera de autos que inició en París? La respuesta pasado mañana sin falta en esta columna.

    TRES NOTABLES. En las últimas semanas se ha hablado mucho en los medios de comunicación mexicanos de Sergio Pérez, piloto mexicano de Fórmula 1, y no de manera gratuita, sino por completo justa por que ha ganado un Gran Premio y ha logrado otros puestos en el podio, además de ser sin duda, parte del Top 5 (¿o Top 4?) de la máxima categoría, al lado de Hamilton, Verstappen y Bottas, los dos de Mercedes y su compañero en Red Bull.

    Pero le ha robado reflectores a otros dos mexicanos que por cuenta propia está brillando en otras categorías de automovilismo de competencia, tan complejas como la F-1. Ese par está formado por Patricio O´Ward y Roberto González, de forma respectiva en Indycar y la categoría LMP2 de la WEC (World Endurance Champinship/Campeonato Mundial de Resistencia).

    El primero ha ganado dos eventos y es segundo en la clasificación, atrás del español Alex Palou y arriba de veteranos como Dixon, Newgarden y Pagenaud. El otro ganó en Portugal en las 8 Horas de Portimao, haciendo equipo con Anthony Davidson y Antonio Félix da Costa. Los dos lo han hecho en las pasadas tres semanas, a la par de las actuaciones más destacadas del año de parte de Sergio Pérez, lo que arma un momento álgido en la historia del automovilismo mexicano.

    El problema es que solo vemos la F-1, porque Indycar solo se ve en línea o en una plataforma de TV por pago poco favorecida, mientras las carreras de WEC si se ven, en Fox Sports3, pero en horarios poco amables. Y otros medios, como los impresos, poco espacio dedican a O´Ward y González, que se suman a la ya larga lista de buenos pilotos surgidos de Monterrey, como lo fueron en su momento Josele Garza y mucho después, Esteban Gutiérrez. Aquí los seguiremos a los tres en la medida de nuestras posibilidades.

    EXCESO DE ACTIVIDADES. El comentarista de Televisa Enrique Burak, dice: “Cuando no hay futbol, hay más futbol”, en referencia al hecho de que mientras las ligas descansan entre torneos, surgen debajo de las piedras torneos por todos lados. Copa Europea, Copa América, Copa de Oro, Juegos Olímpicos (torneo de futbol) y lo que se sume esta semana.

    Ningún problema para los aficionados, los de verdad amantes del soccer sacan tiempo de donde sea para ver todo si es posible, pero los que lo sienten son los jugadores, y si no, al tiempo, pero ya hay un botón de muestra: lo sucedido a un jugador de la selección danesa, que casi muere en el campo.

    Dirán que no es la causa el exceso de actividad, pero si sumamos los partidos de sus ligas, las copas continentales, las intercontinentales, los amistosos, las convocatorias de equipo nacionales y los cientos de entrenamientos y viajes, todo, puede causar, de entrada lesiones por stress, que se traduciría como lesión por uso constante, no precisamente angustia. Las consecuencias de cansancio de jugadores y público, se verá al tiempo, seguro.

    DATO DEL DÍA: Después de pasar todo 1973 en la categoría Doble A y casi todo el año siguiente en la Triple A, siempre con la organización de Boston, en 1975 rompió las expectativas que los mismos Red Sox tenían sobre él y terminó siendo ganador del premio al Novato del Año y también el de Más Valioso, con 103 carreras anotadas y 105 producidas, promedio de bateo de 31 milésimas, 21 homeruns y 47 dobles, entre otros impresionantes números. Fred Lynn en 1975 fue clave para ayudar a Boston a llegar a la Serie Mundial, donde perdieron en siete juegos, el Clásico de Otoño que muchos consideran el mejor de la historia. Lynn estuvo jugando en MLB hasta 1990.

  • Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Futbol Americano,  Historia,  Números y Estadísticas,  QUARTERBACK,  Temas y Deportes Diversos,  UN DÍA COMO HOY

    El Fanático: Trevor Lawrence, Drafteado #1; La Realidad de Sergio «Checo» Pérez; Se Fue el Gran Bobby Unser

    *TREVOR LAWRENCE FUE EL #1–**EL TALENTO DE PÉREZ–***SE VA LEYENDA DE INDY 500.

    (Si te gusta esta columna, copia el link y compártelo en tus redes sociales/Si gustas anunciarte, ponte en contacto escribiendo a gerardo.osornio@gmail.com)

    DATO DEL DÍA. El domingo en Albuquerque, Nuevo México, falleció a los 87 años el legendario piloto de autos Bobby Unser, quien ganó tres veces las 500 Millas de Indianapolis (1968, 1975 y 1981). Su hermano menor, Al Unser Senior, ganó la citada carrera en cuatro ocasiones (1970, 1971, 1978 y 1987), mientras que el hijo de este, Al Junior, ganó la justa en dos ocasiones, 1992 y 1994. Ninguna familia tienen tantos triunfos en la carrera más famosa del automovilismo estadounidense.

    TREVOR LAWRENCE. Tal como se esperaba, los Jacksonville Jaguars seleccionaron primero en el Draft de la NFL 2021 y el elegido fue Trevor Lawrence, quarterback egresado de la Universidad de Clemson, equipo al que llevó, en sus tres años en la NCAA, a las semifinales nacionales, ganando en dos ocasiones y en una de estas, logrando llevarse el campeonato, siempre peleando codo a codo con la gran potencia, Alabama.

    Lawrence llegó a Clemson con altas expectativas pero no como estelar, sin embargo, apenas bastó que le dieran la oportunidad de jugar y dejó claro que era mejor que el que en ese momento era el estelar de Davo Swinney, el coach de los Tigers. Confiaron en él y en su primer año llevo al equipo al título de la NCAA, es decir, pasó de la High School a los reflectores de todo Estados Unidos. Y nunca se detuvo, sus siguientes dos años fueron casi similares, efectivos y sobre todo espectaculares. Y eso abonó lo que hoy cosecha.

    En todas las revistas especializadas lo pusieron en portada, todas las listas de los medios electrónicos y digitales lo señalaban como el seguro primer seleccionado, pero más que eso, muchos expertos y medios lo han proyectado como un jugador que seguro cambiará la NFL y eso, puede ser peligroso. Llega al peor equipo de la campaña pasada, pero ahí encontrará, debutando igual que él, a un estupendo coach: Urban Meyer. Este coach es quizá uno de los mejores, acaso el mejor, de las últimas décadas en la NCAA, con excepción de Nick Saban, por lo que Lawrence tendrá un guía excepcional, si logran acoplarse y entenderse.

    A Lawrence lo comparan con John Elway, Peyton Manning y Andrew Luck, lo que habla excelente del jugador en cuestión, pero no será sencillo, el paso de la NCAA a la NFL implica ajustes en estilo y a veces eso cuesta mucho tiempo y trabajo, además de que ya ahora mismo hay infinidad de hombres de defensiva deseando ser los primeros en decirle, con un buen golpe, a Lawrence, que la NFL divide a los hombres de los niños y que el futbol americano colegial, por duro que parezca, quedó lejos. El tiempo dirá.

    SERGIO PÉREZ. Escucho a muchos nuevos aficionados al automovilismo, y más a los “fanáticos” de ocasión y oportunidad, hablar maravillas del piloto mexicano. Y no está mal ni me extraña, por dos razones: los referentes duros son ya muy lejanos y el más reciente, Esteban Gutiérrez, hace ver al piloto en cuestión como un gigante del volante. Pero mejor vamos por partes, ni genio ni nada parecido, pero tampoco es un piloto del montón, de ninguna manera.

    Comparar épocas en la Fórmula 1 es algo muy poco objetivo, porque la tecnología ha sido factor importante siempre y cada año las cosas cambian, no se diga cuando las diferencias son de más tiempo. No son los mismos autos los que manejaron los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez o Héctor Alonso Rebaque, que los que hoy conduce Sergio Pérez; vamos, ni el citado Gutiérrez, él tuvo, hace pocos años, igual que Pérez, otros bólidos y no los de hoy.

    Y más injusto es querer comparar a Adrián Fernández con Sergio Pérez, pues el primero no llegó a correr en la Fórmula 1, pero estuvo en una serie en su momento histórico más competitivo y sin duda, en ese momento, equiparable a la máxima categoría. Además, la historia y el momento de Fernández es otro asunto, digno de ejemplo para pilotos y atletas de otras disciplinas, sin demeritar a Pérez, cuyo talento se vio desde que era muy joven y no es gratuito que casi toda su carrera la familia Slim haya estado financieramente atrás de él. Eso ayuda, pero no es todo, sin talento, hace rato se habrían deslindado de él.

    Y sin duda es talentoso, ha subido al podio varias veces, siempre con merecimientos de sobra; ha hecho carreras de valientes, viniendo de atrás y remontando casi a la parrilla completa, ha dado pelea en pocas palabras. No es gratis su asiento en Red Bull y no es sencillo estar al lado de uno que creció en los boxes, como Max Verstappen, que además de altamente competitivo, es una persona que no tiene más vida que correr y lo muestra en cada carrera. Yo no apuesto, pero no me extrañaría que el “Checo” gane un carrera pronto, con o sin Hamilton en la pista. Hasta la próxima entrega. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!