• Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  EDITORIAL DEPORTIVO,  ESTA SEMANA EN LA HISTORIA DEL DEPORTE,  Historia,  Medios de Comunicación,  Números y Estadísticas,  Temas y Deportes Diversos,  Tennis

    EL FANÁTICO: Euforia en el Hermanos Rodríguez; Público Mexicano Conforme; Otros Resultados del Mundo Motor

    *EUFORIA CONTENIDA EN MÉXICO–**CIERRA NASCAR EN PHOENIX–***MOTO GP EN PORTUGAL

    Si te gusta este texto, puedes copiar el link y compartirlo en Redes Sociales. Si quieres anunciarte con nosotros, manda un email a gerardo.osornio@gmail.com

    DATO DEL DÍA_Novak Djokovic ganó el domingo el París por sexta ocasión el Masters de esa ciudad, sumando así su victoria número 37 en torneos de esa denominación, antes llamados Masters 1000, lo que le permitió alejarse por uno de Rafael Nadal en la suma histórica de eventos de esa naturaleza y por nueve sobre Roger Federer, considerando a los que han ganado 20 eventos de Grand Slam. El popular Nole derrotó a Medvedev, vengando en parte la derrota que este le infringió en la final más reciente del Abierto de Estados Unidos, lo que impidió que ganar el Gran Slam natural este año.

    EXCELENTE CAPITALIZACIÓN. Dos años prácticamente de abstención de eventos deportivos masivos donde demostrar el nacionalismo tan tradicional de nuestra cultura, además de clase social en este caso, jugaron papel fundamental para el espectacular lleno del fin de semana en el autódromo Hermanos Rodríguez para el Gran Premio de Fórmula Uno. Obvio factor notable fue el gran momento que vive Sergio Pérez en la máxima categoría, sin duda en su mejor temporada hasta el momento, gracias al excelente equipo en el que corre, todo sumado a la constante promoción mediática de su figura y del evento por parte de patrocinador principal, la empresa propiedad de la familia Slim.

    Todo lo anterior hizo posible que más de 300 mil personas se presentaran desde el viernes y hasta el domingo en la pista de la Magdalena Mixhuca en la CDMX a pesar de los desmedidos precios que alcanzaron los carnets para el evento, ya de por si caros para el ingreso promedio de mexicano común en su precio regular desde preventa, pero imposibles en reventa, a precios simplemente de niveles propios de mercados que manejan cotidianamente dólares y euro; pero no importó, se les vendió la idea de que Pérez podía ganar y miles mordieron el anzuelo, lo quela final no sucedió como muchos esperaban, pero al menos hubo satisfactores a medias, como nos hemos acostumbrad en el deporte mexicano.

    En cuanto a la carrera, salvo el incidente del inicio, el resto fue espectacular por diversas razones. Pérez capitalizó su potencial de su auto y se posicionó entres los primeros lugares, llegando por algunos giros a ocupar la punta, logrando el sueño de los aficionados por algunos minutos, pero después del acomodo natural posterior a la entrada a boxes, se instaló en tercero e hizo una excelente carrera. Las imágenes de TV daban la sensación de que podía atacar a Hamilton y alcanzar el segundo sitio en las últimas vueltas, pero nunca fue posible eso en realidad, adelante no estaba un novato y ni el auto de Pérez llegó a desarrollar la potencia para pasar al multi-campeón, que como él mismo dijo, palabras más menos, tenía rodo para detener al local.

    Cabes destacar la gran carrera de Hamilton y la de Verstappen, que sinceramente son de otro nivel, no en vano son los que dominan la serie, pero igual hay que poner en claro que Daniel Riccardo le hizo e gran favor a los de Red Bull al darle por alcance un toque a Bottas, lo que dejó a Hamilton sin la estrategia de correr con escudero y a los del equipo citado les eliminó un competidos por demás feroz y contendiente al podio en cada carrera. Interesante las actuaciones de los excampeones Fernando Alonso, Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel, que sin tener grandes autos, siguen haciendo excelentes carreras. El domino próximo viene el evento de Brasil, que sigue sin tener piloto representante luego de larga tradición de campeones como Piquet, Fittipaldi y Senna, además de otros como Barrichello, Serra y Pace,

    OTROS EVENTOS DE MOTOR. La serie NASCAR cerró temporada en el óvalo de Phoenix, con la victoria de Kyle Larson, que gana también el campeonato con una de las mejores temporadas que haya tenido un piloto en la historia de la serie. Larson ganó 10 eventos en total, convirtiéndose en el piloto número 35 en la historia de la serie en convertirse en campeón.

    En Portugal se corrió la penúltima fecha del serial de Moto GP, el serial más importante de motociclismo de velocidad en circuito. La sede fue el circuito de Algarve, conocido como Portimao, y el ganador fue “Pecco” Bagnaia, quien a pesar de que la carrera fue recortada por accidente al final algunas vueltas, se llevó su tercera bandera a cuadros de la temporada, que ya tiene campeón en la persona del francés Fabio Quartararo. La serie cierra el próximo domingo en el circuito español de Valencia. Más mundo motor en este espacio en otra entrega. Gracias.

  • Automovilismo,  Columna EL FANÁTICO,  DESDE LO PITS,  Futbol Americano,  Historia,  QUARTERBACK

    El Fanático: La Magia de Belichick y La Tormenta en NASCAR

    Newton, ¿Apuesta Segura?

    La Bandera de la Deshonra

    Inicia la Acción en la F-1

    DATO DEL DÍA: Pocas serán las carreras este año de Fórmula Uno, pero será este fin de semana en Austria donde inicie la temporada, con todos los equipos y todos los pilotos. El inicio será el viernes, en el Osterreich de Austria, donde una semana más tarde se correrá la segunda fecha de la campaña. Como novedad, entre muchas otras debido a la pandemia que aqueja a la humanidad, está el hecho de que no habrá público  ni podio de ganadores.

    NEWTON, ¿APUESTA SEGURA? Definitivo, Cam Newton no es, no será, ni ha sido, la réplica, copia o versión alterna de Tom Brady, aunque a este le anexemos todos los casos escandalosos como el de los balones desinflados y similares. Pero el célebre egresado de Auburn, fue ganador del trofeo Heisman y ya tiene un MVP en la NFL, y mejor todavía: va a jugar para Bil Belichick, un genio para explotar el potencial de cada persona que le genere productividad en su trabajo.

    Larga es la lista de jugadores, de todas las posiciones, que lograron destacar solo cuando estuvieron bajo las órdenes del que algunos llaman “Monje”, muchos antes pasaron desapercibidos para toda la liga o fueron desechados por uno o más equipos como cosas perdidas, y muchos más, se apagaron apenas lograron un jugoso contrato y alimentaron altas expectativas en otras franquicias y pasaron al olvido, excepto por su paso por los Pats. Y en todos los casos, el común denominador es simplemente un hombre: Bill Belichick.

    A Newton lo han minado principalmente las lesiones, además de algunas de sus actitudes nada buenas fuera y dentro del campo, que lo alejaron del enfoque correcto para ser el gran quarterback que muchos esperábamos que fuera en la NFL, sin embargo, creo, creo, que la calidad y el talento puede resurgir todavía, si se empeña en jugar y deja de lado cosas extracancha, lo que seguro ha sido una de las exigencias de Belichick. Solo el tiempo nos dará la respuesta, por ahora todo es especulación. Obvio que Newton no cubrirá el hueco que deja Brady en Nueva Inglaterra, pero puede escribir algunas páginas gloriosas en la basta cauda de éxitos del equipo.

    LA BANDERA DE LA DESHONRA. Durante más de un siglo, el sur estadounidense ha tenido dos banderas, una oficial y otra natural: la estadounidense que todos conocemos y la bandera de la Confederación, la que representó al sur en la Guerra Civil del Siglo XIX, bando que abogaba por la permanencia de la esclavitud. Como sabemos, el norte ganó y la esclavitud se abolió, aunque no la segregación racial, y hoy hemos visto con el asesinato de George Floyd, jamás desapareció el odio del anglosajón al diferente, sea negro, latino, oriental o cualquier otra raza, incluyendo a los nativos originales.

    Con el caso del antes citado que murió en manos de la policía de Minneapolis, se destapó la cloaca en todo el territorio estadounidense y el deporte no quedó al margen, se dieron muchas manifestaciones públicas a manera de declaraciones en redes sociales u otros medios, y participación directa, de deportistas famosos de NFL y NBA, principalmente, en marchas callejeras. Se generaron polémicas que involucraron (más bien se entrometió)  hasta a Donald Trump, como en el asunto del destierro de los castigos por hincarse cuando se toque el himno norteamericano y las desafortunadas declaraciones y posteriores y poco sinceras disculpas de Drew Brees.

    Pero fue en NASCAR donde las cosas tomaron tonos fuertes, sobre todo porque ese circuito automovilístico nació en el sur profundo, donde el racismo es religión todavía en muchos casos. Ahí la bandera confederada era algo normal, en autos, uniformes, y todo tipo de artículos, no se diga ondeando en astas. Pero ahora está prohibida y no solo eso, a partir de NASCAR se busca que no sea más una bandera muy parecida la que represente al Estado de Mississippi, cuyo congreso local ya discute lo que parece será posible: su erradicación.

    En NASCAR solo hay un piloto afroamericano, Bubba Wallace, que fue el primero en hincarse en la reapertura de actividades reciente, lo que fue seguido por la totalidad de los pilotos de la serie y casi todos los miembros de los equipos, pero hubo un detalle: en un circuito dejaron en su zona de taller una cuerda con un nudo similar al que se usaba para ahorcar personas de color no hace mucho en algunos lugares del sur. Fue un escándalo ya que no había público, sino solo miembros de la serie. El caso aún no termina, el FBI ya entró a escena e investiga quién hizo la evidente amenaza de muerte al piloto en cuestión.

    Más de estos y otros temas, ligas y deportes, esta misma semana en esta columna. Gracias.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!