Uncategorized

Tres Grandes Verdades

Textos enviados por José Luis Pérez

Trampas, la Nueva Moda

Vaya razón tenía el escritor francés François Mauriac, quien en el siglo XIX señalaba: “No siento el menor deseo de jugar en un mundo en el que todos hacen trampa”
Sin duda, esas palabras ahora podrían ser utilizadas en pleno siglo XXI, para explicar la tristeza que dan los bochornosos escándalos de dopaje que se han regado como pólvora en el universo deportivo.Casi a diario aparece por lo menos una mención acerca de algún atleta que, ya sea por voz propia o en un control, haya salido positivo en alguna sustancia prohibida.

tour.jpgNo hay disciplina que se salve de toda esa avalancha de acusaciones e informaciones al respecto, aunque hay un par que no cesa de crear actitudes desvergonzadas en esas cuestiones.

Sin duda, el beisbol y el ciclismo no han dejado de estar en el ojo del huracán. El “Informe Mitchell” cimbró las fibras más sensibles de las Grandes Ligas, poniendo en entredicho no sólo las carreras de varios peloteros de enorme calidad, sino que también sus marcas conseguidas y su reputación ya quedaron a juicio de los aficionados que creían fielmente en ellos.

Personas como Clemens, Pettitte o el mismo Bonds (quien ha sido señalado desde hace mucho), aparecen en la lista de los beisbolistas que han consumido esteroides y demás sustancias para el cuerpo que pueden alterarlo de una forma impresionante.

Dichos escándalos para lo único que han servido es para reafirmarle al Comité Olímpico Internacional que el “Rey de los Deportes” necesita todavía una buena limpia para volver a ser parte de las disciplinas de los Juegos de Verano.

El ciclismo ha dado más de que hablar por los rumores de dopajes que por los resultados obtenidos en los diferentes torneos y campeonatos. Entre las competencias más señaladas en esas cuestiones está, sin lugar a dudas, el Tour de Francia.

Los constantes chismes acerca de los posibles positivos de Lance Armstrong comenzaron a desencadenas después una serie de problemas, que terminaron con suspensiones de ciclistas como Floyd Landis, así como el retiro de algunos equipos para evitar desafortunados espectáculos de dóping.

Podríamos citar miles de casos, pero el fin siempre es el mismo. Todos esos deportistas que han mentido y que lo siguen haciendo sólo se hacen daño a ellos mismos.

Más que la importancia de lo que se podrá decir de ellos, la dignidad propia y el espíritu de competencia será quien los juzgue, pues como decía el gran escritor William Shakespeare: “Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor”.

Pobre Niño Rico

Nery Castillo aprendió la moraleja que una gran pieza musical que don Luis Arcaraz le dejó como patrimonio a la historia: “El dinero no es la vida, es tan sólo vanidad”.

Hace seis meses, las cosas eran muy diferentes. Todo estaba dado para que Nery terminara de manera triunfal su ciclo en el futbol griego. La mejor de las ofertas estaba en Inglaterra, con el modesto club de Manchester City, eterna sombra del United, de la misma ciudad.

nery.jpgDe repente, un jugoso acercamiento desvió su atención, así como la de su representante. El Shakhtar, la escuadra más poderosa de Ucrania, estaba dispuesta a desembolsar lo que fuera por adquirirlo.

Dicen por ahí que la diferencia entre ambos ofrecimientos era de un millón de dólares (a pesar de la descomunal diferencia de niveles y desarrollo de ambas ligas), lo que terminó pesando para que Nery se fuera por el que era capaz de pagarle sus caprichosos honorarios. Así se fue Castillo al balompié ucraniano.

La otra historia ya la conocemos. Han transcurrido seis meses y la información que nos llegaba cada semana de esas lejanas tierras era que Nery no había sido convocado para jugar, o que sólo disputaba unos cuantos minutos. Todo ello en detrimento de una carrera ganadora, la cual sufrió un colapso con Castillo ahogando sus ansias en el banquillo de suplentes.

Ese millón, ahora, pareciera pesarle muchísimo. Ha llegado el mercado invernal y con ello la posibilidad de que Castillo ya esté, por fin, en el Manchester City. Las circunstancias son muy complicadas, pues Shakhtar solamente lo cedió a préstamo, y en ningún momento tendrá la intención de venderlo.

Por lo pronto, Nery tendrá que tratar de retomar su nivel en la Liga Premier, a donde llegó sacrificando su alto sueldo. Fue entonces que se tuvo que dar cuenta que, en algunas ocasiones, el dinero viene a ser secundario, cuando hay una reputación que cuidar y un nivel que mejorar con el paso del tiempo.

Ahora, con el arrepentimiento en la sangre y la mente llena de ironía como aquel coro que decía: “Tengo dinero en el mundo, dinero maldito que nada vale”, un mundo de posibilidades se le abren al futbolista méxico-uruguayo, pues una gran temporada con el Manchester City le podrían abrir las puertas a algún equipo grande del Viejo Continente.

Hace seis meses, las cosas eran diferentes. Nery Castillo estaba para escoger y ahora está para ser escogido.

 

soccer-mexico3.jpgMucha Crema, Poco Sabor

La salida de Duilio Davino del Nido del Águila era más que evidente. Todo por servir se acaba y una excelente carrera azulcrema era mejor terminarla en el momento preciso.

Las condiciones quisieron señalarlo como el villano de la película. Sus errores, tan normales en cualquier futbolista, fueron remarcados con más fuerza que en ocasiones diferentes por lo que, hiciera lo que hiciera, Davino estaría en el ojo del Huracán.

Fueron 10 años de salvaguardar el terreno americanista. Tras un paso triunfal por los Tecos de la Autónoma de Guadalajara, los de Coapa decidieron incorporarlo a sus filas y de esa forma reforzar una zaga que se vio nutrida de su calidad por una década.

Dos campeonatos tras espacios inmensos de sequías fueron el legado de Duilio, quien fue blanco siempre de críticas en algunos medios, sobre todo los antiamericanistas.

Duilio César Jean-Pierre Davino Rodríguez disputó 21 torneos con los azulcremas, y tuvo el honor de vestir esa camiseta en 323 partidos de liga, siendo el primero de ellos frente a los Esmeraldas del León, y el último de ellos contra Morelia.

Además, vaya cosas tiene el destino, sobre todo anecdóticas. Un director técnico argentino fue el que le abrió las puertas para pertenecer a las Águilas del América: Jorge “Indio” Solari. Ahora otro estratega de origen pampero es el que le da las gracias y lo coloca fuera de la institución: Daniel Alberto “Ruso” Brailovsky.

2 Comentarios

  • Jesús Ramón Ibarra

    Estimado Osornio: lo de Davino pasa también por el futbol que se practica hoy en día. Creo que vivimos el ocaso de centrales de sus características, donde el único requisito es tener una buena colocación, hacer recorridos más o menos justos, sin importar mucho la técnica individual. El futbol europeo y en algunos casos el argentino es muy ilustrativo al respecto: ver jugadores como Milito, Rafa, Sergio Ramos, Puyols, (y hasta una bestia como)Materazzi, Cannavaro, el Negro Ibarra, es ver a tipos que entienden que la desconstrucción de las ofensivas rivales tiene que, forzosamente, concluir con una ofensiva propia. Extraño que un líbero como Beckenbauer haya dado tenido tan pocos herederos en el mundo, al menos tan pocos herederos brillantes. Y que hasta el futbol actual se sienta su peso en las canchas. UN saludo.

  • José Luis Pérez

    También te envío saludos. Fijate que sólo en nuestro país se ven defensores ya de esa camada, fuertes, colocados, pero sin más recursos que echar la bola afuera cada que la tienen en los pies.

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!