RENÉ VILLARREAL,  Temas y Deportes Diversos

Vigorexia,¿Nuevo Mal del Constructivismo?

rene-villareal.JPG

Texto enviado por René Villarreal

Nutriólogo y Entrenador Fisicoconstructivista. Consultas en el Polideportivo UAS de 9 a 16 horas(Tel:(667)7-12-72-24

Hola amigos lectores del el-fanático.com. Hoy veremos el tema del mal perverso que aqueja al fiscoconstructivismo(estoy siendo sarcástico): la vigorexia, mal temible para toda la sociedad deportiva constructivista. Espero que sea de su agrado.

Edité este texto, que me encontré en es.fitness.com(sitio muy recomendable que recomiendo si deseas salud, agrégalo a tus sitios favoritos y visítalo lo más seguido que puedas), agregándole más información científica, lo tome prestado, pues se plasma perfectamente el pensar de todos los instructores, entrenadores, psicólogos, médicos y nutriólogos de todos los gimnasios, si yo lo hubiese escrito de todas formas hubiese puesto exactamente lo mismo. Lea con atención. Y no lo tome tan en serio.

La Vigorexia.

Parece ser que algunos fisicoconstructivistas (muchos o casi todos, según algunos «expertos») sufren una rara enfermedad que les impide contemplar la realidad de sus cuerpos tal como la perciben el resto de mortales. Más concretamente, parece ser que sufren una distorsión de su esquema corporal que les hace percibir su cuerpo siempre pequeño y les empuja a aumentar más y más de tamaño muscular. Esto es serio, los psiquiatras están lanzando las primeras voces de alarma.

Los síntomas son claros, estas personas poseen una personalidad muy característica, similar a los que padecen otras adicciones: tienen baja autoestima y muchas dificultades para integrarse en sus actividades sociales habituales, son introvertidos y rechazan o les cuesta aceptar su imagen corporal. Su obsesión con el cuerpo comparte muchos rasgos con la anorexia, también esta el afán de superación, necesidad de romper barreras y establecer nuevos límites, poseer un ideal personal de belleza física.

La alimentación es otro problema muy frecuente e importante, ya que consumen muchas proteínas e hidratos de carbono y poca cantidad de grasa en un intento de favorecer el aumento de la masa muscular. Ocasionándoles muchos trastornos metabólicos, desear un cuerpo fuera de lo normal y que en no pocas ocasiones, despierta el deseo o la envidia.

El enfermo de vigorexia se pasa el día pensando en el entrenamiento, la dieta, los suplementos y el descanso, mirándose al espejo para controlar sus progresos.

La imagen “http://www.interbusca.com/images/alimentacion/vigorexia1.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.¡Cielos! ¡Tengo que confesarlo! Practico este deporte desde hace mas de una década y he estado 15 años enfermo de vigorexia y yo sin saberlo. Llegué a anotar en un diario todo lo que comía, el peso que movía en cada sesión, mis medidas corporales, que me hacía fotos y me grababa en vídeo. ¿Habré estado enfermo sin saberlo? ¿Quizás soy inmune a la enfermedad? ¿Habré desarrollado anticuerpos?

Podría explicar punto por punto el motivo de cada procedimiento, pero no lo necesito. Sin embargo si creo necesario llamar la atención sobre un hecho que inexplicablemente, ha pasado desapercibido para los descubridores de la enfermedad e inventores del término vigorexia.

Mucho me temo que se trate de una enfermedad altamente contagiosa y si mis datos son ciertos hace tiempo que los fisicoconstructivistas contagiaron a otros muchos deportistas de otras especialidades y desde entonces, se ha estado expandiendo sin el conocimiento de la clase científica y médica. Para que tengamos una idea del peligro real de lo que puede haberse convertido ya en una pandemia, voy a hacer públicos mis descubrimientos con relación al grado de contagio que se ha alcanzado en la actualidad, gracias a la mutabilidad de esta enfermedad y su habilidad para pasar inadvertida.

FUTBOLEXIA: Obsesión que se caracteriza por llevar a cabo entrenamientos diarios de varias horas de duración con el objeto de introducir más pelotas que el contrario entre tres palos llamados portería. Jugar hasta cuatro competiciones oficiales al año, sufrir por ello constantes presiones que alteran el equilibrio emocional hasta el extremo de creer que lo más importante es ganar, aunque para ello haya que dejarse las rodillas o los tobillos por el camino, fingir caídas (preferiblemente en el área de castigo), fingir agresiones para que expulsen al contrario, provocar reacciones violentas en el público y tratar de engañar al árbitro. Esta enfermedad no afecta solo a los futbolistas, sino que también se ha extendido entre muchos aficionados causando pérdida de objetividad, pasión desmedida, agresividad, odio, rencor, envidia y violencia hasta el extremo de causar muchas muertes. Lo peor de todo es que esta enfermedad tiene el futuro asegurado ya que los padres, ignorantes del peligro, animan a sus hijos a practicar este deporte e incluso les llevan a presenciar partidos. A la vista de los hechos, cabe afirmar que la futbolexia se ha implantado de tal modo en la sociedad que su erradicación resulta ya imposible, siendo su principal elemento difusor los medios de comunicación y en especial la televisión.

ALPINEXIA: Obsesión que se caracteriza por querer subir a sitios donde no se nos ha perdido nada, para luego tener que volver a bajar. Se caracteriza también por una inevitable tendencia a quedarse colgado de una pared de piedra con la única ayuda de unos clavos y unas cuerdas. Resulta especialmente curiosa la fijación de algunos enfermos por querer regresar a lugares donde otros compañeros perdieron la vida en un pedante intento de «vencer» a la montaña y «vengar» tan lamentable pérdida.

CICLISMOREXIA: Variante que afecta gravemente a muchos practicantes de ciclismo y que se caracteriza por pretender pedalear en una bicicleta tres o cuatro horas diarias durante la mayor parte del año, en un intento por ganar un Tour, un Giro o una Vuelta. El enfermo es capaz de sacrificar su salud en pocos años no importándole las consecuencias a largo plazo. En ocasiones también se desencadenan brotes de violencia que ofrecen un espectáculo bochornoso. Uno de los rasgos más llamativos de esta enfermedad es la insensibilidad que desarrollan los afectados con el paso del tiempo y que les permite levantarse después de una caída y continuar la carrera a pesar de sangrar copiosamente y resistir temperaturas extremas o condiciones ambientales insoportables para la mayoría de los seres humanos. Curiosamente, esta capacidad para soportar el sufrimiento despierta gran admiración entre el aficionado y es reconocida incluso por el no aficionado.

BOXEOREXIA: Personas que entrenas como locos por horas y horas en una tarima con cuatro postes y cuerdas llamado cuadrilátero, muy mal alimentados a parte que se deshidratan un poco antes de una competición, para dar un peso correcto para poder pelear, Se caracteriza por golpear obsesivamente a un oponente que ni conoce y ni siquiera le ha hecho nada malo, como faltarle al respeto o insultarlo, para derrotarlo por puntuación o noquearlo, con el fin de demostrar a todo el mundo que es la persona mas calificada en el mundo para golpear a cualquiera que opine lo contrario, a sabiendas que puede llegar uno mejor que el y en pleno combate cualquiera de los dos puede perder, no solo un titulo, si no la vida misma.

Podría seguir en clave de humor con la politicorexia. musicorexia. psicolorexia. etc. Pero creo que el mensaje ya está claro. No puede negarse que algunas personas desarrollan (o nacen) una marcada tendencia obsesiva y que todo lo que hacen acaba resultando enfermizo.

Puede ser un deporte, una relación amorosa, una afición, un proyecto empresarial, etc. Pero tendríamos que ser más cuidadosos a la hora de inventar enfermedades y empezar a encajar perfiles conductuales de forma tan alegre e irresponsable como están haciendo algunos psiquiatras que a lo mejor están temiendo perder campo de actuación terapéutica.

A lo largo de mi práctica como fisicoconstructivista habré conocido cientos de practicantes de todas las edades, condición social y condición académica. Todos con un denominador común, su pasión por el entrenamiento con pesas.

Debo decir, en honor a la verdad, que entre todos ellos he podido conocer algún caso aislado que mostraba claros signos de obsesión, pero esas personas no fueron capaces de continuar entrenando y abandonaban la práctica de este deporte, ahora la mayoría de ellos son obesos con enfermedades muy severas. El motivo es evidente, nadie que no sea capaz de mantener el equilibrio emocional, puede practicar una actividad que exige disciplina, entrega, pasión y al mismo tiempo, serenidad, paciencia, inteligencia.

Ponderación y equilibrio interno. No podemos negar que haya personas que encuentran en la práctica del constructivismo un vehículo para canalizar su naturaleza obsesiva, pero de ahí a afinar que los constructivitas como colectivo y todos los que ansían de un cuerpo hipertrofiado sean enfermos en potencia me parece descabellado, poco riguroso desde el punto de vista científico y hasta ofensivo para todos aquellos que como yo, conocen la realidad del deporte del hierro y han hecho del constructivismo su filosofía de vida.

Bueno, me despido, hasta la próxima, allí les dejo mi articulo para reflexionar, que estén bien, y recuerden que ¿imposible qué es? ¡Imposible no es nada!

9 Comentarios

  • anna

    hola me intereso demasiado tu reporte sobre estas nuevas enfermedades, quisiera saber si me podrias hacer un favor enorme, mira me interesa demasiado lo que respecta a vigorexia y pues que posibilidades hay de que me puedas ayudar a conseguir mas informacion pues las paginas de internet todas casi dicen lo mismo muchas gracias por tu atencion saludos!!

  • RENE VILLARREAL!!!

    Hola ana!!! gracias por tu interes en mis articulos, mira lamentablemente no encuentras muchos articulos en la web respecto al tema de vigorexia, por que como lo plasme en el escrito, parte me fusile y parte puse de mi granito de arena, pues dice el sentir de todos los atletas que nos dedicamos al deporte del hierro, que la vigorexia no es una enfermedad real, y no la considera como tal la OMS (Organizacion Mundial de la Salud)pero si gustas tratar este tema mas a fondo con gusto puedes escribirme a mi mail: blackluzbel@hotmail.com y espero poderte ayudar mas, ok? que estes bien y que tengas un excelente dia.

  • Buena Gente

    Que tal Renee, te vi en la tele, y pues te busque en la pagina que mencionaste(que es esta), me gustaria me reacondicionaras fisicamente, osea un personalizado, nos ponemos deacuerdo en un cafe si gustas, no se si me recuerdes, yo entrenaba en el new life, me decian casi todos el «buena gente» bye

  • duLzHe

    . hello0o0O0W .Ome. TE oKUpamOS en ARtes pLASTikas de mODELO.. … help!!!!!!!!!!!!,,,

    helppp.. y more . help..

    JAJj : … ojala y digas ke si ! 😛
    saludox!
    xoxo

  • Rene Villarreal

    oye men (buena gente), disculpa por no haber respondido antes tu comentario, te agradesco que me pidas que te entrene, pero ya no doy personalizados, tengo un par de años sin dar clases, me dedico exclusivamente a consultas, es con lo unico que te puedo ayudar si gustas,ok? bueno me despido que estes bien.

  • Andrea

    hola, me gustaria saber cuantas personas existen en Jalisco o mexico con vigorexia, y cuales son las enfermedades que causa la vigorexia. gracias.

  • Rene villarreal

    Hola Andrea!!!! como estas espero que bien, oye antes que nada desearía responderte esas preguntas pero me es imposible, pues como la OMS (Organización Mundial de la Salud), no ah dictaminado que la vigorexia sea una enfermedad, y creo que jamás lo hará, no podría decirte cuantos enfermos «vigorexicos» existen no solo en Jalisco o en México, si no a nivel mundial, como menciono en el articulo, son personas que han hecho del deporte del hierro, un pretexto mas para no realizar ningún tipo de actividad física y como no existen casos clínicos contundentes no se an registrado, y por ende no se han numerado, bueno espero haberte podido ayudar, aunque sea un poco, espero pases un excelente día, bye bye!!

Deja un Comentario

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!