• Boxeo,  RICARDO GONZÁLEZ

    ROUND 12 Por: Ricardo González

    http://www.boxnews.com.ua/photos/637/Ricky%20Hatton%20-%20Kostya%20Tszyu5.jpg

    El gran banquete de fin de año en el mundo del boxeo es sin duda la pelea pactada para el 6 de diciembre entre Óscar De La Hoya y Manny Pacquiao en el MGM Grand Resort y Casino de Las Vegas. Pero el mismo escenario ofrece este sábado 22 un apetitoso entremés con el choque entre los ex campeones mundiales Ricky “Hitman” Hatton y Paul “Magic Man” Malignaggi.

    Hatton viene de la única derrota de su carrera, un nocaut en 8 asaltos frente a Floy Mayweather Jr, mientras que Maliganaggi sufrió horrores para defender su título de peso ligero de la FIB ante Lovemore N’dou en una apretada decisión dividida. El italo-americano finalmente renunció a su cinturón cuando el organismo le exigió una nueva confrontación con el sudafricano en el mismo año.

    A fin de cuentas la decisión no fue tan mala, Malignaggi (25-1 con apenas 5 nocauts) fue un campeón muy joven que siempre ha derrochado clase en los encordados. Pero no tiene pegada y la derrota ante Miguel Cotto por una amplia decisión unánime en 2006 lastimó bastante su reputación. Ahora, ante Ricky Hatton, el “Magic Man” tiene la oportunidad de ganar algo que ningún organismo internacional es capaz de otorgar: reconocimiento.

    Del otro lado el camino es mucho más claro. Hatton (44-1, 31 nocauts) necesita una victoria resonante para hacer olvidar a todo el mundo el humillante nocaut que sufrió ante Mayweather. Será un claro choque de estilos entre un fajador nato como Hatton y un estilista de altos vuelos como Malignaggi, una pelea que no tiene muchos secretos. Si el “Hitman” logra cazar a su rival es muy probable que lo derribe, pero no le será de ninguna manera fácil establecer la pelea que le conviene ante un oponente hábil, rápido y con mucho oficio.

    http://www.zastavki.com/pictures/1152x864/2008/Girls_Beautyful_Girls_Boxing_girl_005087_.jpg

    ACCIÓN LOCAL

    En el boxeo local, el 5 de diciembre está marcado para tener boxeo. El Parque Revolución será nuevamente el escenario de esta velada encabezada por un peleador con vasta experiencia internacional como Christian “Filoso” Favela ante un prospecto local de altos vuelos en la figura de Jorge “Koki” Romero.

    A simple vista parece una locura arriesgar a un peleador prometedor como Romero (12-0, 10 nocauts), en una pelea estelar ante un oponente que ha hecho 4 veces más peleas profesionales (47) y entre sus rivales cuenta al campeón mundial Steven Luevano y al ex campeón ligero David Díaz, ambas derrotas vía decisión.

    Pero Romero tiene en realidad poco que perder en el combate. En caso de perder nadie deberá llamarse sorprendido, pues Favela es un peleador con mucha más lona recorrida. Pero si el juvenil logra imponer su frenético ritmo de pelea y mayor pegada para sacar un triunfo, le demostrará a la afición que es una figura genuina y con aspiraciones de llegar al algo importante. La campana sonó, hasta el próximo Round 12.

  • Boxeo,  Temas y Deportes Diversos

    Se va, se va, se va…

    Las narraciones deportivas, en muchos lugares del mundo, pueden tener frases como la que encabeza este comentario. Es común que un cronista diga eso cuando ve un batazo que amenaza con ser homerun; y lo mismo puede decir un narrador de futbol soccer cuando ve arrancar a un extremo por la banda rumbo a la portería contraria; e igual oí decir muchas veces eso a los comentaristas de futbol americano cuando Walter Payton o Barry Sanders tomaban el balón e iniciaban su camino a las diagonales. En Cuba eso es ya común también en las crónicas deportivas, pero para narrar como se va otro de sus deportistas al exilio, expulsados por un régimen que se quedó atrapado en el tiempo y que sigue creyendo que Dios no existe, pero que Fidel es Dios.

    Ahora fue el turno de dos boxeadores, Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux, además de otros miembros de la delegación cubana menos notables, en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro. El primero ya era campeón mundial en su peso, el segundo un doble campeón olímpico que quiere hacerse millonario antes de perder su juventud sirviendo al rey, perdón, al amo y señor, dueño de vidas y haciendas, a su ilustrísima, al excelentísimo Fidel Castro (y la recua de lamebotas que lo acompañan, comenzando con su hermano Raúl).

    Nada más lógico, pues no es nada justo para ningún atleta, dejar la vida para servir a un régimen para el que el deporte es sólo propaganda y pretexto para ocultar lo obvio: el fracaso de un sistema que nada tiene de igualitario y menos de viable para la humanidad.

    No hay gira de preparación, ni Olímpicos, ni Panamericanos, ni Mundiales de lo que sea, en donde participe Cuba y no se les escapen dos o tres al menos. Creo que una vez ya no completaron la novena en un torneo de beisbol. Hasta los pilotos de los aviones oficiales cubanos saben que siempre habrá espacio de sobra en el vuelo de regreso, que se dice que usan para llevar jugosa mercancía para vender en el mercado negro.

    Ojalá que Lara y Rigondeaux encuentren lo que tanto anhelan, libertad, y si es posible, también que hagan lo que mejor saben hacer y quizá lo único para lo que fueron preparados: boxear, y en consecuencia, ganen mucho dinero. Con esos billetes y un poco de suerte, podrán sacar a sus seres queridos de Cuba, no faltará funcionario cubano corrupto(bueno, la verdad es que no creo que haya de otros) que por unos cuantos dólares sirva al “imperio”(ya ni ellos se la creen con la revolcada que les están dando en Irak) y deje un hueco para que las familias de Lara y Rigondeaux se vayan a vivir lo que no hay en Cuba desde finales de 1959: la libertad.

    Lástima, pero es justo decirlo, estas cosas me dan gusto, los deportistas en los países socialistas sacrifican vida entera para servir al régimen, pues antes es el Estado y luego, si hay espacio, el Estado(que por lo común es un tipo y sus amigos). El individuo, la persona, el humano, es nada ante las necesidades del patrón, otra vez perdón, mejor dicho el primero ministro o presidente.

    Si eres de los que adoras al Che y no estas de acuerdo en que se parece a Cantinflas en algo más que el rostro, y te pones a llorar cuando oyes “cantar” al canario del régimen cubano, Silvio Rodríguez (lo siento, olvidé decirle “Poeta”) o de plano crees que en Cuba se vive bien, mejor abstente de insultarme, sabotear éste blog o babosadas de ese tipo. Dedica mejor tu tiempo a inflar tu balsa y empezar a remar rumbo a La Habana, seguro que Fidel Castro te agradecerá el golpe publicitario aunque no seas atleta. Pero si serás el primer tonto que se va de algún lugar, el que sea, al averno por su gusto.

error: ¡Ve a Copiar a Otro Lado!